SONY
Notas 10 Claves para hacer mejores fotos de bodas

10 Claves para hacer mejores fotos de bodas

Por Claudia Rodríguez, 6 de mayo, 2018
10 Claves para hacer mejores fotos de bodas

Si estás iniciándote en el mundo de la fotografía de sociales y eventos familiares, seguramente te interese conocer cómo abordar los momentos claves en una boda.  Las bodas son eventos complejos y fascinantes, llenos de un sinfín de emociones.

 

Cada fotógrafo de boda tiene su propia manera de trabajar pero todos tienen que ser organizados, planificar sus fotos y tomar decisiones a cada momento, tales como elegir el mejor objetivo, iluminar debidamente cada toma, escoger la mejor exposición combinando el ISO con la apertura de diafragma y velocidad de obturación ideal,  entre muchas otras cosas.

 

Con el paso de los años, la fotografía de boda se ha transformado en un género que combina múltiples disciplinas y al profesional fotográfico se le exige dominar conocimientos técnicos, así como también poseer todo tipo de habilidades como saber de mercadeo, relaciones públicas, dirección de arte y foto pose, entre otras.

 

Para poder dedicarte a este mundo tan exigente y retador, debes tener en cuenta qué equipo debes llevar en tu bolso, qué tipo de cámaras, objetivos, flashes, luces LED, accesorios, etc.  También debes manejar el arte de la iluminación de acuerdo a cada momento, saber cuándo necesitas un asistente o no y saber cuál es el momento oportuno para hacer fotos en una boda.  De hecho, tener buen sentido del humor es indispensable para este tipo de trabajo ya que es vital que la gente se sienta bien y a gusto con el fotógrafo para que ofrezcan sus mejores sonrisas en las fotos.

 

Las bodas son como un maratón al cual debes prepararte tanto física como mentalmente e ir con la mejor actitud, ya que es un evento que te exige mucha inspiración, resistencia y concentración en todo momento. Hoy en día el fotógrafo de boda exitoso es un profesional que no sólo logra hacer imágenes inspiradoras y hermosas sino que también sabe mostrarlas y vender mejor su trabajo a un mundo cada vez más globalizado.

 

 

A continuación les daremos algunos consejos a tomar en cuenta para ser un fotógrafo de bodas exitoso

 

  1. Prepara tu equipo con anticipación. No esperes a última hora para tener todo listo para el evento.  Las cámaras que lleves deben tener todas sus pilas cargadas y tarjetas de memoria libres y a la mano.

 

  1. Usa tarjetas de memoria rápidas. Con el avance tecnológico, tener la tarjeta ideal para tu cámara es fundamental.  Te aconsejamos leer cuál es la mejor tarjeta para grabar en 4K si también vas a complementar tu trabajo fotográfico con video.

 

  1. Lleva 2 cuerpos de cámara a la boda. Todo fotógrafo profesional siempre debe ir preparado en caso de alguna emergencia y tener sus dos cuerpos de cámara en caso de contingencia.  En caso de que tengas una Sony Alpha, puedes elegir la de tu preferencia. Si estás comenzando, la serie a6000 es ideal para ti.  Con la cámara Sony a6500 podrías comenzar tu aventura en el mundo de las bodas. Esta cámara es compacta, versátil y te ofrece excelente calidad y rapidez en su desempeño. Si quieres también hacer videos te aconsejo invertir en una Sony a7sII, que es la cámara de mayor luminosidad del mercado en su estilo. Es muy buscada y usada por los expertos en videos de bodas.
La cámara Sony a7SII es una de las preferidas por los fotógrafos de boda.
  1. Lleva varios objetivos para cubrir momentos claves. Cada momento clave requiere un objetivo diferente. Elije el objetivo adecuado para tus fotos. Puedes llevar un zoom con todos los rangos focales o llevar los 3 tipos de lentes (gran angular, normal o teleobjetivo) para intercambiar y elegir el que más te convenga de acuerdo al momento. Todo dependerá de tu estilo y gusto personal.  Tal como te comentamos en la nota ¿Cuáles son los lentes ideales para hacer fotos de boda?  el tipo de objetivo definirá en buena medida tu visión de la historia.  Hay lentes para cada ocasión por ejemplo los gran angulares son ideales para los grupos grandes,  el objetivo normal o 50 mm es perfecto para crear una visión cercana, los teleobjetivos luminosos te ayudan a crear retratos impactantes y los zoom con todas las distancias focales son los indicados para momentos cumbres tal como la ceremonia, donde es mejor no intercambiar lentes para no perder ni un detalle.

 

  1. Lleva uno o dos flashes para iluminar creativamente. Atrévete y aprende a usar la técnica del strobbist para las fotos de bodas y verás cómo lograrás imágenes mucho más creativas y podrás controlar al máximo la iluminación.  Con un estudio portátil gracias al manejo de la iluminación strobbist, puedes hacer la sesión de la novia y los novios mucho más profesionalmente.

 

 

  1. Contrata a uno o dos asistentes. Dependiendo del tamaño de la boda puedes llevar un fotógrafo asistente como segunda cámara y es aconsejable que vayas con uno o dos ayudantes a la boda.  Un buen fotógrafo de boda nunca debe ir solo a un evento de esta magnitud. Aprende a conseguir un buen ayudante pues no sólo te ayudará a cargar tu equipo sino también estará pendiente de cuándo necesites cambiar de lente, pilas o si necesitas un flash extra.

 

  1. Espera el momento oportuno.  Tal como decía Cartier Bresson, el fotógrafo debe buscar cazar el momento perfecto. En las bodas, se trata de cazar el momento oportuno, pues a veces es cuestión de sintonía con el momento.  En la ceremonia eclesiástica hay momentos muy claves donde puedes o no hacer fotos. Es vital que conozcas a la perfección todo el rito matrimonial para no ser inoportuno.  Siempre hay situaciones memorables que merecen ser fotografiadas en una boda. Observa, abre todos tus sentidos a lo que está ocurriendo y caza esos momentos. Verás que obtendrás resultados mágicos si aprendes a observarlos.

 

  1. Conéctate con los novios. Ese don de comunicar sentimientos con imágenes es poderoso.  Igualmente poderosa es la comunicación y el vínculo que debes establecer con la pareja de contrayentes y sus familiares.   Mientras más conexión mejores serán las imágenes que obtendrás ese día.

 

  1. Pasa inadvertido. Recuerda que el fotógrafo es ese testigo invisible que solo está ahí para documentar lo que sucede ese día.  Mientras más invisible, mejor, pues la gente se comporta ante la cámara de manera más natural y espontánea.

 

  1. Se eficiente. En tiempos digitales, a veces olvidamos el significado de la eficiencia.  Muchos nuevos fotógrafos les gusta hacer fotos en ráfaga y luego pasar horas en post producción para elegir la mejor foto.  En épocas analógicas, cada foto tenía valor.  Un buen fotógrafo no es aquel que toma más fotos sino que hace mejores fotos.  Al no saturar a los novios con miles de fotos, lograrás que se sientan más a gusto pues podrán disfrutar de su fiesta y su celebración.  No dejes de hacer buenas fotos pero no satures a los novios con millones de fotos.  Aprovecha al máximo cada momento y cada imagen.

 

A continuación presentaré cuáles son los momentos claves en una boda y cómo abordar creativa y fotográficamente cada uno de ellos para que puedas ser más eficiente y estar preparado para las bodas.

 

Aprovecha los detalles. Foto Claudia Rodríguez.

 

Sesión previa de la novia o el novio.  Aprovecha los detalles

 

La sesión previa antes de la ceremonia es por lo general, un momento donde la novia está nerviosa y rodeada de gente que la está ayudando a arreglarse para la iglesia o ceremonia civil.  En fotografía de bodas, la sesión previa de la novia es el momento donde se toman detalles como los anillos, el ramo, el vestido, los rostros antes y después de maquillaje, la complicidad entre los personajes.

 

Es un momento muy emotivo y muy íntimo que puede aprovecharse para hacer fotos documentales, de detalles o de retrato de la novia  o el novio con su madrina o padrino, madre o padre o amigos más cercanos.  Durante esta sesión pueden utilizarse varios objetivos dependiendo del tipo de imagen que se quiera obtener. El gran angular para el momento en que las madrinas de la novia se reúnen para ayudarla a ponerse el vestido, el 85 mm para un retrato desprevenido de la novia maquillándose, un 50 mm para un bello retrato de la novia con su mamá ya listas para salir a la iglesia, un 100 mm para un detalle de los anillos.

 

La ceremonia eclesiástica es el momento cumbre de la boda. Foto Claudia Rodríguez. Boda de Andrea y Chicho.

 

Ceremonia eclesiástica o civil.  Caza el momento oportuno.

 

Es el momento cumbre de la boda.  Tal como dijimos anteriormente, el zoom con todas las distancias focales es el más idóneo pues te permite elegir la mejor óptica para cada ocasión, sin tener que cambiar de lente.  Al momento en que el novio entra con su madre, puedes utilizar una distancia focal entre 35 a 45 mm de distancia focal. Para la entrada de la novia a lo largo del pasillo, si te ubicas a una distancia razonable, puedes usar un 100 mm, y a medida que se acerca, ir cambiando a 50 mm hasta llegar donde el novio donde podrás hacer la toma con a 35 mm o 24 mm para captar las expresiones de ellos y sus padres al momento de la entrega de la novia.  La ventaja de tener un zoom es que tienes toda la gama de lentes en uno solo y solo debes enfocarte en encuadrar tu composición, ajustar tu iluminación y enfocar.  Algunos fotógrafos más documentales se atreven a hacer fotos con un solo lente en toda la ceremonia. Es cuestión de gustos y estilos.  Cada quien es libre de elegir lo que más se parezca a su estilo.  También depende del lugar y de la iluminación el que elijas un lente u otro.

 

Celebra el amor con retratos inolvidables. Foto Claudia Rodríguez. Boda de Josu y Andri

 

Sesión de los nuevos esposos.  Celebrando el amor

 

Una vez ya casados, los nuevos esposos querrán tomarse una sesión de fotos especial para recordar ese día para toda su vida. Es el momento de mayor creatividad para el fotógrafo. Por lo general un buen lente teleobjetivo luminoso es la mejor opción o un zoom teleobjetivo tal como un 70-200 mm para hacer retratos de cuerpo entero, medio cuerpo y primeros planos.

 

Capta la alegría de los nuevos esposos durante la fiesta . Foto Claudia Rodríguez. Boda de Andrea y Gabriel.

 

Fiesta.  Capta la alegría del momento.

 

Este momento es cuando los novios y los invitados están mucho más relajados y desinhibidos.  Es cuando cualquiera de los lentes que hemos mencionados pueden ser utilizados, de acuerdo a cómo quieres contar la historia.

Elige el lente que más te guste de acuerdo a la narrativa que quieras desarrollar.  Dale rienda suelta a tu imaginación y siéntete el director de arte del álbum de bodas que vas a diseñar con las imágenes que vayas capturando.

 

Fotografía principal Claudia Rodríguez. Boda Andrea y Chicho.

 

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?