SONY
Notas 7 Trucos para sacarle mayor provecho a tus objetivos gran angulares

7 Trucos para sacarle mayor provecho a tus objetivos gran angulares

Por Claudia Rodríguez, 28 de mayo, 2018
7 Trucos para sacarle mayor provecho a tus objetivos gran angulares

Recuerdo la primera vez que utilicé un 24 mm y pude captar de manera increíble todo lo que estaba frente a mis ojos. Fue como descubrir todo un universo paralelo lleno de magia y de una infinidad de perspectivas con las que jugar y componer. Es como si un pintor tiene a su disposición una paleta llena de colores y un lienzo en blanco.

 

Recientemente te hablé sobre los beneficios del objetivo gran angular donde mencioné los tipos de gran angular. En esta nota, quiero darles algunos trucos para que aprovechen al máximo sus objetivos de visión amplia y puedan plasmar en sus fotos toda la magnificencia de los reyes de la perspectiva, los objetivos gran angular.

 

Los lentes gran angulares son particularmente llamativos – sea cual sea la distancia focal que escojas- ya que tienen la ventaja de poder fotografiar grandes porciones del escenario que tienes frente a tus ojos, a diferencia de los lentes teleobjetivos, que te acercan aquello que se encuentra lejos.

 

 

Trucos para sacarle provecho a tu objetivo gran angular

 

  1. Mantén el sujeto al centro de la imagen para evitar la distorsión. Recuerda que, mientras más angular y más cerca se encuentre del objeto a fotografiar de los borde de la imagen, mayor será la distorsión que se ocasiona con este tipo de óptica y cuanto más cercano este el motivo, al centro de la imagen, menor distorsión sufrirá.
Colby Brown, Petra de noche.

 

  1. Explora distintos ángulos. Recuerda que los elementos de la imagen se verán más distorsionados a medida que el lente es más angular. Si quieres hacer fotos de arquitectura, elige un punto de vista que favorezca la perspectiva y las líneas convergentes. Las líneas rectas a veces son muy difíciles de conseguir con un gran angular, por lo que aprende a visualizar un poco la imagen y sácale provecho a ese efecto. En el caso que quieras hacer una fachada con líneas rectas, usa un gran angular un poco menos acentuado, como por ejemplo un 28 mm o un 35 mm. Si haces fotos de arquitectura con un 17 mm, seguramente distorsionará mucho las líneas rectas, a menos que sea el efecto deseado, elige el gran angular que más favorezca a tu foto.

 

 

  1. Acércate al motivo o sujeto. La composición es fundamental para captar interés en tus imágenes y en un objetivo gran angular verás que tienes varios planos en una misma escena por lo que es importante acercarte al sujeto o motivo para centrar la atención en él. Si tu motivo es un paisaje, puedes buscar bajar el encuadre e incluir algún elemento como rocas o flores en tu primer plano, para que la foto tenga un factor interesante.   Es un lente que amerita casi estar dentro de la escena para poder captar una buena imagen. No incluyas elementos que distraigan o no aporten valor en tu encuadre. Tómate unos segundos para revisar todo lo que entra en el encuadre, para que no incluyas elementos que no desees, trabaja conscientemente los primeros planos y el fondo. El gran angular abarca demasiados elementos, por eso piensa bien desde qué ángulo realizarás la fotografía.

 

  1. Gana perspectiva al ubicarte en un punto un poco más alto.   A veces moverte es la solución cuando te enfrentas a un encuadre donde hay mucha distorsión. Si quieras minimizar la distorsión debes tratar de ubicar la cámara en una posición un poco más elevada, eso es particularmente útil en fotografía de paisajes o urbana. Si estás haciendo un retrato, debes acercarte al sujeto y ubicarlo al centro del encuadre, ya que ahí es donde menos distorsión se produce. Ni muy bajo, ni muy alto, porque puedes distorsionar su forma. Si no logras el resultado deseado a la primera, debes intentar cambiar la perspectiva para mejorar la composición. No desistas y muévete hasta conseguir la composición.

 

 

  1. Has encuadres verticales. A veces cuando tenemos un objetivo gran angular no se nos ocurre hacer sino encuadres horizontales, porque nos parece lo más natural y lógico al tener tanto paisaje frente a nuestros ojos. Sin embargo, hay situaciones donde el encuadre vertical puede ser provechoso e incluso producir efectos interesantes con un lente gran angular.

 

 

Colby Brown Karijini National Park, Western Australia

 

 

 

  1. Aprovecha la profundidad de campo y cierra el diafragma. Una de las bondades del objetivo gran angular es que gracias a su amplitud, suelen ser los mejores lentes para obtener gran profundidad de campo en una escena, por lo que qué tal si cierras el diafragma lo más posible y aprovecha esa ventaja y si no te da la iluminación, usa el trípode y usa velocidades de obturación más lentas para obtener una exposición adecuada. Al hacer fotos de paisajes o de fotografía urbana, verás cómo lograrás sacarle el mayor provecho a la profundidad de campo con este tipo de óptica.

 

 

  1. Utiliza ángulos de toma poco usuales. Juega con las líneas que tengas en la escena, ya que estas pueden potenciar el efecto distorsionado del objetivo y obliga al espectador a recorrer la fotografía, esto lo logras alejándote, para ubicar las líneas más cerca de los bordes y así acentuar la curvatura. Si quieres ser creativo podrías hacer retratos diferentes y poco comunes con un gran angular. Los sujetos saldrán con caras divertidas y gestos exagerados quizás pero justamente de eso se trata, poner a prueba tu imaginación y obtener resultados originales.

 

 

Distancia focal y el tamaño del sensor

Por último, no olvides la relación entre distancia focal y el tamaño del sensor. Ten en cuenta que hay un factor de conversión para las cámaras DSRL o EVIL de sensor full frame (35 x 24 mm) con respecto a las de sensor más pequeño, tipo APS-C (25,1 x 16 mm) dependiendo del fabricante.

Te lo explico de esta manera, si utilizas un objetivo en una cámara con sensor más pequeño, el resultado es que sólo aprovechamos una parte más pequeña de la misma escena, con respecto a una full frame. Es como si recortáramos la parte central y desechamos el resto. Si pensamos en ángulo de visión es igualmente equivalente a reducirlo, y si pensamos en aumentos es equivalente a ampliar la escena. Por lo tanto, los sensores más pequeños introducen un factor de recorte en la imagen, que a su vez se traduce a efectos prácticos en un factor de multiplicación de la distancia focal. Cuanto más pequeño es el sensor con respecto a un full frame, mayor será la distancia focal efectiva de un objetivo.

 

Un buen ejemplo sería si quieres saber ¿qué sucede si tienes una cámara de sensor APS-C y quieres utilizar un buen gran angular?

 

Te recomendaría primero, que calcules el factor de conversión del lente para saber si se ajusta al ángulo que deseas obtener, es decir, si quieres usar un 24 mm, en tu cámara de sensor recortado este lente se “transforma” en un 35 mm (distancia focal efectiva) entonces, lo aconsejable es que utilices más bien un 16 mm en su lugar para obtener esa angulación en tu fotografía.

 

 

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?