SONY
Notas Bernardita Aguirre: "la fotografía Fine Art es una forma de arte que viene del corazón"

Bernardita Aguirre: "la fotografía Fine Art es una forma de arte que viene del corazón"

Por Claudia Rodríguez / Alpha Universe, 9 de febrero, 2022
bernardita

 


“Mi sello es crear arte desde la simpleza de la imagen y transmitir sentimientos relacionados con la inocencia y alegría infantil, y el amor de la familia, para tener resultados que sean atemporales y llenos de emoción, pero que, si parezcan un cuadro, conservando la esencia de los modelitos.” -Bernardita Aguirre


 

Hoy tendremos el gusto de conversar con la Sony Alpha Partner chilena Bernardita Aguirre, experta en fotografía Fine Art de niños y familia que ha logrado crear un estilo único y artístico a través de sus fotografías infantiles. Sus fotos, parecen realmente cuadros, son obras de arte y por eso se ha distinguido entre sus pares. Ella antes de haberse iniciado en el mundo del arte fotográfico, ya pintaba, otra de sus pasiones. Al ser madre de 5 hijos, su experiencia con sus propios hijos la inspiró para iniciarse en el arte de la fotografía. Para Bernardita “los niños son diamantes en bruto que tienen un potencial tremendo para actuar y expresar sentimientos. Los niños muestran sus emociones libremente y comparten sus sentimientos con expresiones genuinas y veraces que me encanta ver.” De ahí que buscó crear arte con lo que le apasionaba y también se inspiró en los recuerdos de su propia infancia para recrear esos ambientes tan cálidos y campestres que tanto se aprecian en sus fotos. Por otro lado, la enseñanza es otra de sus pasiones, por lo que se dedica también a formar a profesionales en el área de la fotografía.

 

Sin más preámbulos los dejamos con esta gran fotógrafa, madre y maestra para conocer un poco más sobre su vida, su trabajo y su visión sobre el arte de la fotografía Fine Art de niños.

 

 

¿Cómo fue tu primer acercamiento a la fotografía Fine Art?

Creo que todo comenzó cuando yo pintaba cuadros, ahí aprendí mucho de color, de luz, de observación y de composición. En la fotografía descubrí que lo meramente documental o, sólo pensar en la técnica, o, simplemente verlas digitalmente, no era lo que más me representaba. Pero sí, en efecto, sentí que podía transmitir un mensaje como artista con mis imágenes, imprimirlas en papeles especiales, y empecé a pensar en ellas como si fueran cuadros. La fotografía Fine Art es una forma de arte que viene del corazón, una pasión, un estilo de vida para expresar la visión del fotógrafo, y en estas fotos, la estética prima por sobre la realidad misma. En la edición pienso que estoy terminando un cuadro que comenzó cuando imaginé la foto, y luego, al verlas impresas, realmente, son cuadros. Mi sello es crear arte desde la simpleza de la imagen y transmitir sentimientos relacionados con la inocencia y alegría infantil, y el amor de la familia, para tener resultados que sean atemporales y llenos de emoción, pero que si parezcan un cuadro conservando la esencia de los modelitos.

 

 

 

Te has enfocado primordialmente en la fotografía infantil, ¿qué es lo que más te gusta de fotografiar niños?

Si, a mí los niños me encantan, bueno, por eso tengo 5 hijos que fueron mis primeros modelos y máxima inspiración. Tengo fotos de ellos en cada etapa, fotos que hasta hoy vemos todos juntos y es panorama familiar. Me gusta captar la esencia que el niño tiene en cada momento. Los niños son diamantes en bruto que tienen un potencial tremendo para actuar y expresar sentimientos. Los niños muestran sus emociones libremente y comparten sus sentimientos con expresiones genuinas y veraces que me encanta ver. Ya sea que estén emocionados o frustrados, siempre son honestos y dejan que sus personalidades brillen mientras superan sus límites de aprendizaje en cualquier experiencia nueva.

Ser creativo y trabajar con niños es una forma de mantenerme activa y feliz. Para mí los niños son imaginación, historias, preguntas, aventuras, inocencia, risas, y, sobre todo, sorpresas. Cada niño es un personaje, y cada sesión una historia. De hecho, para preparar bien una sesión Fine Art, necesito ver al modelo primero, porque no hay patrón que sea ajuste a todos.

 

 

 

¿En qué te inspiras para capturar la infancia de manera tan artística?

Me inspiro mucho en mi propia infancia, en el arte, en la naturaleza y por supuesto en los mismos niños.

Mi infancia fue en el campo, con mis primos y hermanos ¡éramos muchos! y lo pasábamos muy bien juntos. Estábamos todo el día en la naturaleza, explorábamos todo el día, construíamos canales de agua, clubes con ramas, hacíamos columpios, cuidábamos todo tipo de animales: perros, pollos, patos, caballos, vacas, conejos, y hasta un mono. Todo esto, se ve bastante reflejado en mis fotos. El campo era bastante seco, con variados colores tierra, muchos contrastes, luces muy especiales, texturas y varios cerros que daban mucha profundidad. Considero que todo esto fue creando en mí un gusto por los colores y sus combinaciones.

La imaginación y creatividad que nos inculcaron es algo único, leíamos , pintábamos, hacíamos actuaciones, trato de recrear muchos de esos momentos en mis fotos. Mis abuelos, papás y tíos nos ayudaron a desarrollar muchos hobbies, entre ellos mi gusto por la fotografía, y creo que es una cosa que nos distingue como familia y que es muy inspirador. La mayoría de mis fotos de los últimos años y las que más me gustan muestran a los niños inmersos en la naturaleza, en contacto con los animales, las plantas y todos sus elementos. Creo que los niños sienten una conexión natural con la naturaleza, una conexión sagrada y que debe ser protegida, y esto me inspira muchísimo.

 

 

 

¿Cómo logras ese equilibrio necesario para desempeñarte como fotógrafa, docente y madre?

¡Gran pregunta!

Es dificil encontrar un equilibrio justo, pero he trabajo bastante en esto, sobretodo para no dejar de lado a mi familia, pero tampoco limitarme en mi crecimiento profesional, y que requiere seguir capacitandome cada año. Mi clave ha sido el orden, planifico los meses, los días que haré sesiones cada mes, los días de clases, los lanzamientos de cursos, las grabaciones de videos, los viajes, pero también los eventos familiares, las compras del supermercado, etc… Mi agenda está full, pero en orden, porque tampoco me gusta andar estresada por la vida y siempre me dejo tiempo para salir al cerro y estar un tiempo en la naturaleza cada día. Y la verdad, he tenido la gran ayuda de mi familia, porque sí, me ha costado, es un reto cada día, mi casa nunca está muy limpia, la comida tampoco está lista a la hora, y es un trabajo en equipo, mis hijos han tenido que aprender a ser muy independientes desde chicos y su apoyo y el de mi marido ha sido incondicional, y también el de mis amigos y familia, gracias a todo eso, sé que puedo seguir adelante y soñar cada vez más grande.

Cada uno de mis cinco hijos es especial y diferente, me llenan de alegría y hacen que cada día sea un día mejor, y además son mis fans número uno, y los que más me ayudan a poder trabajar y llevar la casa, me incentivan a crecer en mi carrera, me ayudan, me exigen y también se alegran y comparten conmigo, mis logros.

 

 

 

¿Cuál es tu proceso creativo antes, durante y después de una sesión de fotos?

Mi proceso creativo se podría decir que es bastante disciplinado y eso me ayuda a no olvidar nada.

No dejo nada al azar, excepto el segundo mismo del disparo, ya que ahí cada niño me entrega su propia esencia.

Antes de la sesión: inspiración y creatividad, fundamental para poder imaginar la foto terminada,  mucho antes de tomarla. Antes que nada, creo el concepto para el mensaje que quiero transmitir.

Planificación: es como si preparara un guion para la sesión y sin esto, sería difícil conseguir una fotografía Fine Art. Busco el lugar, la luz que necesito para mi concepto, me preocupo de del vestuario, la paleta de colores, lograr armonía con la naturaleza, conocer al modelo si es un proyecto personal, o saber las edades de los niños si son clientes.

Durante la Sesión: aquí es cuando trato que la familia tenga una super experiencia. Mi objetivo es que tu sesión sea única y especial, y ofrezco mi dedicación y compromiso profesional, cuidando los detalles y calidad de cada foto. Siempre llevo algunos accesorios para distraer a los niños. Es muy importante tener el equipo necesario, la batería cargada, otra de repuesto, tarjetas de memoria vacías y varias, dominar perfectamente la técnica fotográfica. Es el momento en que me preocupo mucho de las poses, que la luz sea perfecta, que no haya distractores en los fondos, poder capturar emociones y momentos espontáneos, sin descuidar la calidad de la imagen.

Después de la sesión: selecciono minuciosamente las mejores fotos, las que expresan más emociones o representan mejor a cada niño o familia. Las edito en Lightroom y Photoshop, muy prolija y cuidadosamente, para darles mi propio sello, mi visión artística de ese momento, le doy mis colores, corrijo las imperfecciones de la piel, entre otras cosas, lo importante es que cada foto sea arte. Luego viene la entrega, donde les envio un álbum digital, y ellos eligen cuales fotos les imprimo. Todas mis sesiones incluyen impresiones en papel Fine Art de algodón.

 

 

 

¿Cuál es para ti el secreto al realizar fotografías de niños?

Lo principal es la paciencia, pero también es poder ser un poco niño durante la sesión, jugar con ellos, respetar su edad, ganar su confianza, lograr que la sesión sea para ellos un tiempo de diversión, exploración y calma, porque ahí es cuando logro capturar su esencia, su personalidad y crear así arte en fotos. La fotografía infantil presenta muchos desafíos únicos. Muchos niños vienen a una sesión de fotografía de mal humor, después del estrés de prepararse para la sesión. Hacer que estos niños sonrían, se sienten correctamente y se relajen puede tomar algo de tiempo, pero la verdad yo lo disfruto mucho. Un desafío extra es capturar la emoción en la cara de un niño. Obtener una emoción, ya sea felicidad, tristeza, consideración o incluso enojo, con la toma correcta puede ser un retrato increíble.

Saber cuándo hacer clic en el obturador, o qué ángulo usar, es indispensable para lograr tomas perfectas.

 

 

 

¿Cuál o cuáles son las cualidades o talentos que consideras debe tener o desarrollar un fotógrafo de Fine Art?

Primero debe saber que su fotografía será una obra en conjunto; debe contar una historia, debe haber un propósito, una intención, y además debe ser técnicamente muy prolija, tanto en la toma como en la edición.  Si no tienen esto claro, la foto pasa a ser solo eso, ¡una foto más!

Los fotógrafos que quieren hacer arte con sus fotos, deben mantener su creatividad e inspiración muy activas, deben estar dispuestos a trabajar con disciplina y asumir la necesidad del continuo aprendizaje: La fotografía es un arte/técnica joven y, por tanto, en constante crecimiento.

Aprender a fotografiar no sólo se trata del manejo del equipo o la reflexión sobre los conceptos básicos, debemos usar el LENGUAJE VISUAL, que nuestras fotos “hablen” sin palabras, que puedan sentirlas en cualquier parte del mundo, una especie de lenguaje universal, desde la emoción.

Por último, es muy importante crear un sello único para transmitir su mensaje artístico, ese sello que me hará diferente al resto.

 

 

 

Desde hace unos años has dedicado mucho tiempo a la enseñanza. Cuéntanos, ¿Cómo ha sido esa experiencia para ti?

Soy una agradecida de haber podido unir mis dos pasiones y convertirlas en   mi trabajo: enseñar y   el arte de la fotografía. Para mí, poder compartir mis conocimientos y experiencias con otros fotógrafos, tanto aficionados como profesionales, es muy gratificante y enriquecedor. Me encanta enseñar, poder guiar a mis estudiantes en su camino artístico, para que descubran su estilo, sus fortalezas, y trabajemos juntos en sus debilidades, para que su proceso creativo sea muy bonito. Durantes estos casi 8 años he logrado conocer grandes amigos dentro de los alumos que han confiado en mí, hemos formado una linda comunidad unidos por la misma pasión, la fotografía.

 

 

 

¿Qué consideras es lo más desafiante en el tipo de fotografía que realizas y por qué?

Lo más desafiante es que las personas, comprendan el valor que este tipo de fotografía tiene y que lo valoren como arte. Es muy importante para mí crear conciencia de lo maravilloso que es tener una sesión fotográfica familiar que permitirá revivir una y otra vez momentos que no podrían repetirse de otra manera. Es algo muy especial y único, que es arte, y por eso no se hace en cualquier lugar, ni a cualquier hora,  que les pediré entre otra cosas un vestuario especial para el día de la sesión y que no les voy a entregar las fotos sin editar porque no sería un trabajo completo

Además, hacerlo a través de la mirada profesional, que les aportará una perspectiva totalmente nueva, con fotografías que parecen cuadros.

 

 

 

Cuéntanos sobre tu equipo, ¿Qué cámara usas y cuáles son tus lentes favoritos?

Uso la Sony A7 III y la encuentro fantástica. Mis objetivos preferidos para retratos en exterior son

Sony 70-200mm, f/2.8GM y el Sony 135mm, f/1.8GM, son realmente espectaculares. En estudio, mi lente preferido es el 35 mm, f/1.4GM, que tiene una nitídez increíble. Y para paisajes estoy usando el Sony 16-35mm, f/2.8GM.

 

https://www.instagram.com/reel/CRdCEoTHOZT/?utm_source=ig_web_copy_link

 

 

Utilizas mayormente la luz natural para la realización de tus fotos, ¿qué consejos nos puedes compartir para sacar el mayor provecho de la luz?

La luz natural es la que más me gusta usar, pero entiendo que a muchos fotógrafos les complica un poco porque estás limitado por el clima, por la hora, por la estación del año. Y sí, luz natural en exterior es mucho más difícil de controlar, pero no imposible y puede ayudarnos a componer imágenes impresionantes. Lo más importante es que hay que adaptarse a las circunstancias, y saber cómo aprovechar las ventajas que nos ofrece la luz.

Algunos consejos que puedo dar son: la clave está en observar la luz (no sólo mirar) valorar cómo afecta tu escena, y cómo puedes manejarla para que te dé justo lo que necesitas. ¿Cómo está la luz, ¿Cómo están las sombras? La luz natural cambia en función del momento del día y del tiempo que hace y hay que estar preparados. Evitar la luz directa del sol en retratos. La luz directa del sol a mediodía puede producir sombras intensas que podrían resultar poco favorecedoras para los retratados. Fotografiar a las personas a la sombra cuando haya mucho sol o esperar hasta la tarde, cuando el sol ofrezca una luz más cálida. Aprovecha el amanecer o anochecer La hora antes del amanecer o justo después del anochecer, conocidas como las «horas mágicas», son las preferidas por los fotógrafos profesionales ya que ofrecen la mejor luz del día.  Ser atrevido y experimentar con la luz natural te ayudará a comprender su funcionamiento, el tipo de luz que más te conviene y cómo se ve en la imagen. Aprender a ver y captar la luz puede tomar algo de tiempo, así que intenta que sea lo más divertido posible. Sal a la calle y fotografía escenas con iluminación poco habitual, y saca el mayor partido posible al tiempo, las estaciones y las distintas horas del día.

 

 

 

Háblanos sobre tus planes a futuro.

Lo principal es seguir profundizando en este arte, seguir estudiando y practicando para crecer y ser mejor. Mi sueño es que mi pequeña academia de cursos online crezca y pueda dar formación variada y de mucha calidad a muchos fotógrafos del mundo, porque para mí, enseñar y compartir mis experiencias es algo me llena el alma. Y quiero volver a dar Workshop presenciales como antes de la pandemia, y hacer mis sesiones Fine Art también a familias fuera de Chile.

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?