SONY
Notas Cómo capturar recuerdos genuinos de niños en tus fotos

Cómo capturar recuerdos genuinos de niños en tus fotos

Por Claudia Rodríguez, 10 de diciembre, 2021
Cómo capturar recuerdos genuinos de niños en tus fotos

A todos nos pasa que queremos capturar esos momentos mágicos donde vemos a los niños jugando, riendo, saltando, corriendo o haciendo travesuras y al tomar la cámara, sucede que los chicos se esconden o se cohíban frente a nosotros. No obstante, hay muchos trucos que puedes seguir para lograr capturar recuerdos genuinos de tus niños de manera espontánea, artística y creativa.

 

La fotografía cándida es aquella que no es posada, por lo tanto, captura las escenas con autenticidad. Este tipo de fotografía requiere paciencia y hay que tratar de ser “invisible” o pasar inadvertido ante los fotografiados, para captar verdaderas emociones en el momento. La fotografía cándida es perfecta para plasmar hermosos recuerdos genuinos de los niños de manera artística y creativa.

 

A continuación, te daremos algunos trucos para que logres capturar esos momentos mágicamente.

 

 

Deja que los niños sean niños

Los niños son juguetones, traviesos, curiosos, espontáneos. Deja que se diviertan y jueguen en donde están. Procura no dirigirlos sino dejar que actúen y sean ellos mismos. Cuando vayas a hacer fotos de niños, busca que el sitio sea agradable y cómodo para que se diviertan y jueguen a sus anchas.

 

 

 

Aprovecha las interacciones entre ellos

Si estás haciendo fotos de un grupo de niños, aprovecha esos momentos, las risas o las expresiones entre ellos. Para esto, puedes usar un zoom con teleobjetivo y acercarte con el lente sin interrumpirlos. Puede ser un 24-70 mm o un teleobjetivo prime luminoso como un 70-200, f/2.8, con una buena distancia focal para evitar que se den cuenta que estás haciendo fotos. Eso ayudará a que se relajen e interactúen entre sí para lograr momentos inolvidables.

 

 

 

Sal de tu zona de confort 

Ve a la calle, sal de tu estudio, no te conformes con tu zona de confort. A los niños les gusta explorar sitios nuevos, son aventureros. Contágiate de esa energía y conéctate con ellos. Sal afuera y conoce sitios nuevos con ellos para hacer fotos. Además de los retratos tradicionales, puedes explorar otros géneros. Una buena idea es aproximarte con un estilo documental o de reportaje. Eso ampliará tus posibilidades creativas y podrás captar el momento de manera más genuina y auténtica.

 

 

 

Está atento a las emociones

Los niños son muy expresivos siempre. No importa si no están felices o riendo todo el tiempo, a veces, una expresión de asombro, incluso una rabieta puede quedar muy bien en fotos. No esperes perfección. A veces las imperfecciones son bellas también. Verás que la naturalidad es lo que hace la diferencia entre una foto bonita y una gran foto.

 

 

 

Ten siempre tu equipo

Si sales a buscar esas fotos en la calle, ten siempre listo tu equipo a la mano. Aprovecha las situaciones que se presenten en todo momento y en cualquier lugar. Si estás en la playa, en un parque, o simplemente paseando, tienes que tener listo tu equipo para lograrlo.

 

 

 

Interactúa con ellos

A veces, los niños les gusta que jueguen con ellos o los adultos se involucren en sus actividades lúdicas. Si ese es el caso, puedes aprovecharlo para fotografiarlos. Trata de que la interacción no sea tan dirigida, sino natural. Si quieres puedes llevar a alguien que los acompañe para poder capturar la acción con la cámara. En este caso, es bueno cambiar de un teleobjetivo por un lente más cercano y abierto, como por ejemplo un 35mm o un 24mm.

 

 

 

Busca inspiración

Hay muchos fotógrafos que están haciendo un trabajo fotográfico bellísimo al capturar recuerdos genuinos de niños como por ejemplo la Sony Alpha Partner Bernardita Aguirre, María Presser y Me Ra Koh, entre otras. Experimenta e inspírate.

 

 

 

Planifica

A veces, hay situaciones que puedes planificar para hacer fotos bonitas de niños y que sigan siendo auténticos recuerdos. Planifica un paseo a un parque con ellos y sus padres y lleva tu cámara. Los sitios al aire libre pueden brindarte un escenario natural ideal para este tipo de fotos.

 

 

 

La luz natural o difuminada es la mejor aliada

Procura que el lugar de la sesión tenga una buena fuente de luz. Puede ser en un balcón o terraza cerrada con tragaluz, o simplemente con ventanas que permitan el paso de luz natural al ambiente. Si haces fotos en exteriores, procura que sea temprano en la mañana o al final de la tarde. A estas horas la luz es más suave, cálida y lateral, mientras que al mediodía es fuerte, dura y cenital.

 

 

 

Mantén siempre en foco los ojos

En eso tu mejor aliado es el Eye AF de tu cámara Sony Alpha. Puedes activar el AF con seguimiento en tiempo real y así tendrás siempre en foco los ojos del niño o los niños. Otro truco para captar la atención es desenfocar el fondo. No tengas miedo de cerrar el encuadre o hacer primeros planos o planos de detalles. la cámara en disparador automático en estos casos. Dispara la mayor cantidad de fotos para obtener secuencias de sus expresiones. Luego podrás elegir las mejores en post producción.

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?