SONY
Notas Consejos prácticos de Nate Luebbe para hacer panorámicas con el 20mm f/1.8 G.

Consejos prácticos de Nate Luebbe para hacer panorámicas con el 20mm f/1.8 G.

Por Nate Luebbe, 13 de abril, 2020
Consejos prácticos de Nate Luebbe para hacer panorámicas con el 20mm f/1.8 G.

Hay escenas que no caben completamente en un encuadre. Dramáticas vistas urbanas con altos rascacielos y vastos paisajes montañosos coronados con inmensos picos: escenas a las que no se les hace justicia si las recortamos, y aunque los lentes ultra grandes angulares nos permiten que todo quepa en el encuadre, producen mucha distorsión. Solución: las panorámicas. Hacer varias tomas elimina la distorsión y se producen imágenes de altísima resolución que pueden ser impresas tan grandes como quieras. En principio, juntar varias tomas para crear una panorámica pareciera ser una tarea complicada que muchos fotógrafos evitan. Pero con una buena óptica y un truco sencillo en Adobe Lightroom es muy fácil capturar paisajes imponentes en el mejor formato gran angular que existe. 

 

Si la escena no cabe cómodamente en el encuadre, tenemos la oportunidad perfecta para hacer una panorámica. Sony α7R III, lente Sony 20mm f/1.8 G

Paso 1: En la locación (selección del lente, configuración de cámara y técnica fotográfica)

 

Hay quienes confían la creación de fotografía magistral a la post-producción, mientras que otros prefieren hacerlo directamente con la cámara para demostrar su destreza fotográfica. Más que ningún otro subgénero, las panorámicas están a medio camino entre ambos campos, ya que la ejecución en la locación es tan importante como la post-producción. Con esto en mente, empecemos a discutir desde el comienzo: cómo hacer una serie de fotos que pueden combinarse para armar una panorámica.

 

Selección del lente

 

Para hacer una panorámica es esencial saber cuál lente utilizar. Para este ejemplo utilicé el nuevo lente Sony FE 20mm f/1.8 G. Este es un lente perfecto para panorámicas debido a su excepcional nitidez de esquina a esquina y la ausencia de distorsión rectilínea en sus imágenes. Es importante usar lentes abiertos con baja distorsión para prevenir curvaturas indeseadas a la hora de pegar las imágenes. Como uso cámaras y lentes Sony, puedo además eliminar cualquier distorsión y viñeteo con la función Corrección de Distorsión (en el menú de Compresión de Lente). 

 

Técnica de fotografiado y encuadre

 

Primero que nada, yo prefiero hacer mis panorámicas desplazando mi cámara verticalmente, como un retrato. Aunque esto implica más trabajo, esto permite un acabado final con mayor resolución y más opciones de recorte luego. Cada toma individual lucirá apretada, pero servirá para crear una imagen muy amplia al final. 

 

EL objetivo acá es “disparar fuera del encuadre”. O, dicho de otro modo, cada toma debe abarcar más paisaje del que realmente se usará para la panorámica final. A causa de la distorsión del lente y los límites de la técnica de cosido de imágenes, se perderá alrededor del 20% de los bordes de cada imagen en la composición, así que al abarcar un 30% extra del paisaje en cada toma nos garantiza que no perderemos detalles en el recortado de imágenes. Compara mi panorámica sin recortar con la foto finalizada, recortada y editada:

Como puedes observar, el proceso de coser múltiples imágenes en una sola imagen plana produce bordes redondeados en la foto. Esto se debe al resultado de combinar varias tomas en una sola imagen plana. Es inevitable, pero nada de qué preocuparse. Lo que hay que hacer es hacer tomas que abarquen más paisaje del que realmente se terminará utilizando, para no perder ningún detalle importante al recortarlas después. 

 

También hay que solapar cada una de las tomas individualmente. Esto proporciona a Lightroom información adicional que usará para ensamblar la panorámica, y efectos del lente como viñeteo o variaciones focales serán compensados. Observa estas 16 imágenes que utilicé:

Te darás cuenta que cada cuadro tiene un solapamiento de aproximadamente 40% respecto al anterior, y así mismo la imagen siguiente. Solamente una pequeña porción de la foto contiene imágenes “únicas”. Para lograr mi propósito, solapé cada fotograma en la panorámica. A continuación verás de lo que estoy hablando:

 

Configuración de cámara

 

Todo esto parece muy técnico, ¿pero cómo se aplica en un escenario de la vida real? Te sorprenderá darte cuenta de que es muy fácil. Primero que nada, toma la exposición correcta de la escena. Generalmente expongo con una apertura de diafragma más o menos abierta, pero no tanto para tener flexibilidad en la profundidad de campo, y con una velocidad de obturación lo suficientemente rápida como para que ninguna de las tomas quede movida por accidente. Un sólo fotograma que quede movido arruinará toda la panorámica, así que hay que poner atención a la velocidad de obturación. He aquí mi configuración para esta escena:

 

  • 20mm
  • ISO 100
  • f/3.2
  • 1/1600-seg.

 

Seguidamente puse el foco en AF-C por zona, para que la cámara me ayudara a mantener el foco al moverla de izquierda a derecha. No se preocupe si hay pequeñas variaciones entre sujetos intermedios: parte del algoritmo que cose las imágenes selecciona las áreas que están enfocadas dentro del encuadre, por lo que Lightroom apilará las tomas que están en foco además de mezclarlas. Verdaderamente vivimos en la era de la magia digital.

 

Ahora, ten mucho cuidado con la nivelación de la cámara y empieza a tomar fotos de la escena, moviéndola de izquierda a derecha. Recuerda empezar más a la izquierda de lo deseado y terminar más a la derecha, y asegúrate de solapar cada encuadre sobre el anterior para asegurar una captura integral de la escena. 

 

Seguramente habrás escuchado a muchos fotógrafos hablar sobre rotar el lente sobre el punto nodal para hacer panorámicas, y que existen trípodes especiales especiales para hacer esto. Es cierto que rotar sobre el punto nodal puede dar excelentes resultados, pero en la mayoría de las panorámicas no es necesario. Lo que quiero decirles es que salgan a hacer sus panorámicas con el equipo que tengan.

  

 

Paso 2: Ensamblaje y edición

 

Una vez hechas las tomas, es hora de mezclarlas para hacer una sola panorámica. Gracias a la poderosa herramienta panorámica de Adobe Lightroom, esto es pan comido. 

 

Primero, seleccione las imágenes con las que quiere ensamblar su panorámica. Luego presione clic derecho y seleccione “Photo Merge”.

Lightroom tardará unos segundos en generar una previsualización en crudo. Una vez renderizada, debe seleccionar un método de proyección. Puede parecer complicado, pero las diferencias entre proyección cilíndrica o esférica son sutiles y, en la mayoría de los casos, ambos modos servirán para crear una magnífica panorámica.

 

Proyección esférica

Como indica su nombre, la proyección esférica organiza las imágenes como si estuvieran dispuestas en el interior de una esfera. Este modo se recomienda en panorámicas de capas múltiples, pero he tenido éxito al usarla en panoramas de una sola capa como la que tenemos aquí, ya que el resultado suele dar ensamblajes con muy baja distorsión. 

 

Proyección cilíndrica

Una vez más, como implica su nombre, la proyección cilíndrica organiza las imágenes como si estuvieran dispuestas dentro de un cilindro. Esto tiende a estrechar un poco más los bordes superior e inferior de la fotografía, pero aún así produce panorámicas realistas. Lo prefiero para cierto tipo de paisajes, ya que esta especie de estrechamiento vertical hace que las montañas se vean más altas e imponentes. 

 

Proyección perspectiva

 

Es mejor para panorámicas verticales. En panorámicas horizontales, estrecha dramáticamente los bordes y distorsiona el centro. En este ejemplo particular, la escena era tan amplia que este tipo de proyección no era siquiera posible, y Lightroom dio un error al tratar de capturar un ejemplo para enseñar aquí.

 

Deformación de límites y auto-recorte

 

Como dice su nombre, deformación de límites estrecha los bordes “redondeados” de cada fotograma para que encajen mejor, de forma rectangular. No voy a juzgarlo diciendo si lo hace bien o mal, ya que me he dado cuenta de que es subjetivo y depende del contexto. La mejor forma de saberlo es jugar un poco y luego decidir, y he allí el punto en que la fotografía pasa a ser arte. Si te parece que se ve bien y te gusta el resultado entonces está bien, es tu arte.

 

Una vez seleccionado el modo de proyección, simplemente oprime “fusionar”. Lightroom pegará las fotos en una panorámica sin costuras, lista para ser editada como cualquier fotografía. Lo mejor de todo es que una vez hecha la fusión, la foto resultante sigue siendo RAW, lo que proporciona la misma latitud de edición que cualquier otra imagen RAW producida por la cámara. 

 

Ahora que todo está cosido y editado, tengo una fotografía terminada con casi 110MP de resolución (13198 x 8301). 

 

En lugar de tratar de apiñar todo en una sola imagen, lo cual puede ir en detrimento de mi composición, prefiero pasar tres minutos adicionales en la locación y tres minutos más en casa con Lightroom para crear una foto que realmente me satisfaga. Y como bonificación, tiene suficiente resolución como para sorprender a tus amigos con una impresión de 12 metros de ancho como regalo de cumpleaños.

 

¡Que tengan una feliz sesión de fotografía!

 

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?