SONY
Notas ¿Cuáles son los lentes ideales para hacer mejores fotos de bodas?

¿Cuáles son los lentes ideales para hacer mejores fotos de bodas?

Por Claudia Rodríguez, 2 de julio, 2018
¿Cuáles son los lentes ideales para hacer mejores fotos de bodas?

Los fotógrafos de bodas sabemos que hay momentos claves en el evento que no podemos  pasar por alto y que deben fotografiarse con el mayor cuidado posible.

 

Las bodas son situaciones únicas e irrepetibles sumamente especiales para los novios y sus familiares.  Al fotografiar una boda, lo importante es contar la historia de ese día, cuidar los encuadres y la iluminación. Uno de los aspectos fundamentales es tomar en cuenta qué tipo de objetivos fotográficos vas a elegir para poder plasmar con gran nitidez  y calidad esos momentos.

 

 

El tipo de lente u objetivo fotográfico definirá en buena medida tu visión de la historia, bien sea acercando con un teleobjetivo el sujeto o ampliando la escena con un gran angular y así narrar la historia con varias ópticas y puntos de vista diferentes.

 

Hay lentes para cada ocasión y algunos más idóneos que otros dependiendo del momento de la boda y de acuerdo al estilo que quieras plasmar en la narración de tu historia.

 

 

A continuación enumeraré los objetivos de acuerdo a su tipo de narrativa e idoneidad de acuerdo a las situaciones en una boda.

 

Objetivos de gran angular: para grupos grandes

 

Con un estilo más documental, los objetivos de gran angular son ideales para capturar la acción y los personajes involucrados.  Por ejemplo, puedes usar un gran angular cuando la novia se está arreglando, ya que está rodeada de familiares y  personas que la ayudan a vestirse y maquillarse. Un objetivo gran angular fijo o un buen zoom que tenga gran angular es ideal para este tipo de situaciones.

 

 

Lo importante es tener un objetivo lo suficientemente amplio para reunir en una sola toma toda la escena.  Otro buen momento para usar un objetivo gran angular es al momento en que se hacen fotos de grupos familiares, antes, durante o después de la ceremonia.

 

 

Lo bonito de este objetivo es que te permite capturar grandes grupos en relativamente poco espacio.  Muchas situaciones inesperadas durante la celebración podrán ser capturadas con este lente.  Lo ideal es documentar lo que sucede, sin intervenir, lo más artísticamente posible.

 

 

Hacer fotos en una boda con un gran angular es igual que hacer fotografía documental, donde el fotógrafo se convierte en un testigo invisible.  El fotógrafo está para plasmar cada detalle, cada situación y hacerlo lo más delicado posible de modo que los protagonistas de la historia actúen con naturalidad.

 

 

Si tienes una Sony Alpha con montura A, te aconsejamos el lente Vario-Sonnar T 16-35 mm F2.8 ZA SSM II.

 

El lente Sony FE 16-35 mm F2.8 G Maste es una excelente opción por su calidad y nitidez.

 

 

Otra buena opción es el Sony FE 16-35 mm F2.8 G Master  un lente premiado y de excelente calidad y nitidez.

 

Si tus modelos son de sensor APS-C o montura E, te aconsejamos el objetivo  Sony FE 12-24 mm F4  una excelente opción para grupos grandes y situaciones documentales.

 

Objetivo Normal (50 a 55 mm): una visión cercana y familiar

 

El objetivo normal es el más parecido a la visión del ojo humano, por esa razón es que los fotógrafos profesionales de bodas lo eligen como un fijo para sus pautas.  Tal como mencionamos en la nota ¿cuándo y por qué usar un 50 mm?, los objetivos normales suelen ser compactos y ligeros y te obliga a acercarte a tu sujeto, por lo que hace que la foto sea más íntima. Además son muy luminosos y nítidos y tienen un bokeh muy atractivo.

 

 

Al tener una focal fija, te ayuda a ampliar tu creatividad ya que tienes que ser más reflexivo a la hora de hacer una foto.  Su ángulo de visión es menor que el de un gran angular y mayor que el de un teleobjetivo, lo cual lo hace más familiar y  cercano.

 

 

En las bodas, los fotógrafos tienen la ventaja de poder acercarse mucho más a los novios que ningún otro personaje diferente a sus familiares.  Al tener la libertad de hacer fotos durante todo el evento, un 50 mm les dará ese toque de proximidad que tanto hace falta en este tipo de fotos.

 

 

Son excelentes para todo tipo de situaciones, en especial aquellas que pueden ser más meditadas como al momento previo de la boda, durante la fiesta o si quieres hacer retratos de los novios o los invitados de manera espontánea.

 

 

Para usuarios de cámaras Sony Alpha recomendamos el objetivo Sony Sonnar T FE 55 mm f/1.8 ZA  o el Sony Plannar T 50 mm ZA SSM, ambas opciones para lentes con montura A o formato completo.

 

Teleobjetivos luminosos: retratos impactantes

Novia Mariví. Fotografía Maité Domec.

 

Los teleobjetivos son lentes maravillosos para retratos porque logran centrar la atención sobre el sujeto, en este caso, los novios.  Desde un 70 mm hasta un 200 mm cualquier teleobjetivo cumplirá su función de acercar y hacer detalles o primeros planos con absoluta nitidez.

 

Es por eso que son muy utilizados por los fotógrafos de bodas, especialmente en la sesión de novias, retratos de los novios o para plasmar cualquier detalle especial como anillos, flores, o rostros. Un bonito retrato de la novia ya peinada o maquillada, se puede lograr pasando inadvertidamente ante ella, con un teleobjetivo.

 

Un teleobjetivo como el 85 mm es ideal para lograr retratos muy emotivos, con desenfoque de fondo y un bello efecto bokeh.  Este objetivo es perfecto para imprimir un carácter íntimo y romántico a las novias.  Suele ser el preferido de la mayoría de los fotógrafos de bodas por su distancia focal, ideal para acercamientos sin invadir el espacio de la novia, quien está nerviosa durante ese momento.

 

El objetivo fijo 85 mm f/1.8 es ligero, sumamente luminoso y logra gran nitidez lo cual es ideal para primeros planos del rostro de la novia, detalles del ramo, el vestido, los anillos, el maquillaje entre muchos otros motivos que van surgiendo en el momento.  Si quieres saber por qué el 85 mm es ideal para retratos, haz click aquí.

 

Si eres usuario Sony Alpha y quieres una mayor opción de teleobjetivos, te recomendamos el zoom 70-200 mm G SSM F2.8  que es un zoom con toda la gama de teleobjetivos y es una opción muy bonita para retratos y en esta nota puedes ver todas sus características.

 

 

Un zoom con las 3 distancias focales: el caballito de batalla

Un buen lente para bodas podría ser uno que abarque todas las distancias focales como el zoom  24-70 mm F2.8 GM, o un DT 18-135 mm o un 24-240 mm F3.5/6.3  ya que  podría cubrir todas las situaciones de la boda.  Sin duda un “caballito de batalla”, para toda ocasión.

 

Un buen zoom, preferiblemente luminoso con las 3 distancias focales (gran angular, normal y teleobjetivo) es ideal para los momentos claves en la iglesia como cuando los novios se encuentran cara a cara por primera vez frente al altar o para capturar el intercambio de los anillos o el beso en el altar, ya que puedes elegir la distancia focal más adecuada para cada situación sin tener que cambiar el lente.  Eso es particularmente útil en la iglesia, donde no hay tiempo de parar de hacer fotos para cambiar el lente, porque cada momento es importante.

 

Boda Andri y Josu. Foto Claudia Rodríguez.

 

 

Foto de portada. Boda Andri.  Foto Claudia Rodríguez

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?