SONY
Notas El color y su importancia en la fotografía

El color y su importancia en la fotografía

Por Claudia Rodríguez, 28 de noviembre, 2017
El color y su importancia en la fotografía

 

Al ver una fotografía podemos llegar a sentir infinidad de sensaciones y emociones, y generalmente eso está íntimamente ligado con la manera en que percibimos los colores y la luz que hay en ella. Desde que nacemos, uno de los sentidos más agudos que procesa la manera en que percibimos el mundo es la vista. Los colores forman parte de todas las cosas que vemos a nuestro alrededor y a veces no le damos mayor importancia por su obviedad. ¿Sabías que en Alaska, los esquimales utilizan más de 40 palabras para definir el color de la nieve?   El color afecta nuestra percepción del mundo. De hecho las señales de tránsito tienen colores que nos ayudan a guiarnos por el camino y son universales.

 

 

Cuando creamos imágenes siempre tenemos que tomar en cuenta los colores y la luz que tienen las cosas para lograr transmitir las emociones o sensaciones que queremos como fotógrafos. ¿Cómo podemos hacer para obtener un equilibrio adecuado de colores en nuestras fotos para obtener los resultados que queremos?

 

 

Isaac Newton fue quien descubrió que la luz blanca se descompone en colores al ser atravesada por un prisma. Eso se debe a que la luz tiene diferentes longitudes de onda que son reflejadas en forma de color.

 

 

La Teoría del Color es la que estudia cómo se componen los colores y cómo se combinan para crear nuevos colores. Según esta teoría los colores se componen en primarios, secundarios y terciarios. Los colores primarios son los que crean las demás combinaciones cromáticas y son el amarillo el azul y el rojo. Los colores secundarios se obtienen mezclando los colores primarios entre sí, en la misma proporción y producen el violeta, el naranja y el verde. Los colores terciarios son el rojo anaranjado, el rojo violáceo, el amarillo anaranjado, el amarillo verdoso, el azul verdoso y el azul violáceo.

 

 

Nuestros ojos son capaces de distinguir hasta un millón de colores, según los científicos. La luz está compuesta por partículas llamadas fotones que rebotan en los objetos y llegan a nuestros ojos. Los fotones son absorbidos por alrededor de 126 millones de células sensibles a la luz y nuestro cerebro las traduce en formas y colores. Los ojos tienen dos tipos de células foto-receptoras, los conos y los bastones.

 

Los conos son los que distinguen los colores y los bastones son los que nos permiten ver en condiciones de poca luz. En el caso de la fotografía, son los sensores los que se ocupan de traducir los fotones en información y traducirlos en formas y colores. Es por eso que cuando hablamos de millones de píxeles o Megapíxeles cuando hablamos de sensibilidad de un sensor, estamos hablando de la capacidad que tiene de traducir más y mejor los colores y la luz y traducirla en calidad de la imagen. Esto en la era analógica de la fotografía, se lograba con las películas foto-sensibles de diferente ISO.

 

 

Lente: FE 90mm F2.8 Macro G OSS

Psicología del color

En la fotografía la combinación de colores genera emociones. Esto tiene que ver con la psicología del color que no es otra cosa que la manera en que percibimos los colores y nos comportamos ante su presencia. La percepción de los colores tiene mucho que ver con la experiencia personal pero también está determinado por aspectos sociológicos y culturales.

 

 

Los colores fríos son aquellos de tonos como por ejemplo el azul y el verde, que nos transmiten emociones como paz, equilibrio y serenidad. Los colores cálidos como el rojo y el amarillo, nos causan alegría, euforia, hambre e inquietud.  Según la psicología del color son muchos los efectos de los colores en el comportamiento humano.

Lente: DT 30mm F2.8 Macro SAM

 

 

En algunas culturas, el uso de ciertos colores simboliza ciertas cosas que tienen implicaciones emocionales, psicológicas, culturales, religiosas y espirituales. En China, por ejemplo, el amarillo es el color de la perfección, el color de todas las cualidades nobles; el rojo es el color de la felicidad y del poder.

 

El naranja en la cultura oriental no solo significa perfección, sino que tiene un significado muy trascendental pues es considerado el color de la transformación. Los monjes tibetanos utilizan el color naranja para su vestimenta, pues según ellos es el color de la iluminación espiritual. En África, el blanco simboliza la muerte o la pureza del alma.

 

El negro simbolizaba la fertilidad en el antiguo Egipto, mientras que muchas culturas lo relacionan con la muerte. Hoy día el negro en la cultura occidental es un color que en la moda está relacionado con la sobriedad y la elegancia. Quizás por eso es un color muy utilizado cuando alguien muere o en ocasiones formales.

 

 

Aprovecha el color para transmitir emociones

 

Cómo combinamos los colores en nuestras composiciones fotográficas es algo que va a influir en el mensaje que queramos transmitir con nuestras imágenes. En nuestra cultura, los colores azul y rosa se relacionan con los géneros.  Las niñas por lo general, utilizan el color rosado y los niños el azul en sus vestimentas. En ese sentido, los fotógrafos también se valen del color en sus composiciones para producir sentimientos y crear armonía.

 

 

Veamos cómo se relacionan generalmente los colores según la psicología del color que por lo general aplicamos en nuestra vida para elegir nuestra ropa, los colores de nuestras paredes o hasta el color de nuestros móviles, carros y productos de uso cotidiano. En la cultura occidental se usa el negro para llevar el “luto” porque es un color sobrio y en un momento tan transcendente y triste, no concebimos vestirnos de rojo o de amarillo.

 

Por el contrario, cuando queremos transmitir un momento de alegría, por lo general vamos a elegir colores vivos, cálidos, como el rojo, el naranja, el morado, el amarillo o el rosa. Si queremos mostrar a un ejecutivo en una oficina y transmitir una sensación de seguridad, por lo general, le pedimos que se vista con colores sobrios como marrón, gris, negro o beige. El azul también puede servir para transmitir confianza y lealtad.

 

 

Emociones que transmiten los colores según la Psicología del color

Todos los colores tienen un significados dependiendo de la cultura

 

 

Nuestro cerebro constantemente está percibiendo imágenes llenas de luz y color con las que observamos los momentos que vivimos a diario. En la fotografía al crear nuestras imágenes solemos utilizar nuestra experiencia y percepción particular que tenemos de los colores.

 

Sin embargo, también es importante tomar en cuenta que existen ciertas maneras de combinar o equilibrar los colores a la hora de “diseñar” nuestras imágenes con nuestros ojos y en nuestras fotografías.

 

Consejos para aprovechar mejor el color en tus fotografías

  1. Ajusta el balance de blancos de acuerdo a la temperatura del color de la luz

Recuerda que la luz tiene distintos tipos de temperatura de color. La luz de la mañana es más amarilla y naranja porque tiene una temperatura de color de aproximadamente 3200°K cuya tonalidad hace que los objetos se vean más amarillos. Estos tonos cálidos contribuyen a crear una sensación de serenidad y armonía con la naturaleza. Si quieres sacarle provecho a tus fotos con estos tonos, debes programar tus sesiones a esa hora del día.

Escala de temperaturas de color (K)

 

  1. Al mediodía, los tonos son más azules y blancos, porque la temperatura del color de la luz es mucho más alta. La luz del mediodía es de 5.600 °K que es la llamada luz blanca. Generalmente esa luz permite que los colores de los objetos se vean más contrastados y vivos. Si por ejemplo vas a hacer fotos de flores en un campo, es aconsejable que programes la sesión a esa hora para aprovechar los colores vívidos de las flores con esa luz. La luz que emite el flash también tiene la misma temperatura que la luz blanca, es por eso que cuando haces fotos con flash, los objetos y las personas se ven con las tonalidades que nuestros ojos las perciben normalmente.

 

  1. Hora azul. Justo antes del atardecer, la luz del día se torna azulada, porque la temperatura de la luz baja un poco y a la hora del crepúsculo, los tonos cambian. A esa hora, si vas a hacer fotos de un paisaje o de la ciudad, verás que los colores que más resaltarán serán de ese tono. Aprovecha este conocimiento para hacer fotos con tonalidades azules si es lo que deseas proyectar en tus imágenes.

 

 

  1. Una situación atractiva para aprovechar al máximo los colores, son los conciertos. En los conciertos normalmente hay reflectores de colores que iluminan a los músicos. Debes saber que no puedes hacer fotografías con flash en este tipo de espectáculos. Lo aconsejable es utilizar sensibilidades altas como 3200 o 1600 ISO para este tipo de eventos y tener objetivos con aperturas de diafragma abiertos para poder utilizar velocidades altas a fin de poder congelar el movimiento. En los conciertos podrás disfrutar de toda una gama de colores que crearán una atmósfera espectacular en tus imágenes.

 

  1. En la fotografía de niños, los colores cobran una importancia crucial a la hora de componer tus imágenes. Generalmente los niños usan colores que los distinguen según su género. Si vas a hacer fotos en estudio, busca elementos de color azul o rosado para hacer fotos de bebés para lograr un resultado más emotivo. Si vas a hacer una puesta en escena, no satures con demasiados colores para no distraer la atención del motivo principal, que es el niño. Busca el equilibrio con uno o máximo dos o tres colores.

 

 

  1. En fotografía urbana, el contraste entre colores puede ser de por sí un motivo o tema principal de una imagen. Por ejemplo, una puerta de color azul, sobre un fondo gris, ya es un buen tema y el color pasa a ser el protagonista de la foto. De la misma manera en que patrones de colores pueden ser atractivos a la vista y formar una fotografía abstracta si lo sabes componer, como por ejemplo, un campo de girasoles como motivo de una foto.

 

 

 

 

El tema del color en la fotografía es muy amplio y da para mucha experimentación. La importancia de saber combinarlos, balancearlos en tus composiciones es algo que con el tiempo irás aprendiendo. No está de más que aprendas viendo imágenes de fotógrafos con más experiencia para que puedas inspirarte y buscar tu propio discurso y lenguaje visual. El color es un elemento tan importante como la luz y las sombras en la fotografía.

 

Es también algo subjetivo como el arte mismo, pero que tiene su estética y su propio lenguaje. Toma en cuenta la Teoría y la Psicología del Color. Ambas son fundamentales para aprender a combinar y matizar los colores dentro de tus imágenes. Lograr el resultado deseado al combinar los colores es un arte en sí mismo que lograrás con el paso del tiempo. La creatividad, el conocimiento y la experiencia personal serán tus principales aliados.

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?