SONY
Notas El mejor lente para astrofotografía

El mejor lente para astrofotografía

Por Rachel Jones Ross, 5 de mayo, 2020
El mejor lente para astrofotografía

Hace poco conversaba con un amigo sobre cuál sería el mejor lente para astrofotografía. Mi amigo dijo preferir un gran angular para captar mayor cantidad de cielo (y por lo tanto, estrellas) en el encuadre. Ciertamente, mientras más abierto sea el lente, más cosas cabrán en el encuadre. Sin embargo, no siempre resulta ser la mejor opción. En este artículo, les explicaré cuáles son las características que debe tener un lente para fotografía nocturna, por qué un gran angular no siempre es la mejor opción para fotografiar astros y cuáles son mis lentes favoritos cuando salgo a hacer astrofotografía. 

 

Si examinas detenidamente la imagen, notarás que las estrellas se ven redondas y definidas. Nunca antes había visto este nivel de nitidez en un lente tan luminoso.

 

Lo importante es la composición

 

Al escoger un lente, lo primero que debemos pensar es en el tipo de composiciones que podemos hacer con él. Los objetivos gran angulares no sólo ofrecen la capacidad de que quepa una escena más grande en el encuadre, también sirven para crear líneas de fuga en la composición gracias a la distorsión que ocurre en los bordes de la imagen, o también hacer que ciertos elementos como las montañas se vean más imponentes. Sin embargo, esta distorsión también hace que los objetos del centro se vean muy pequeños. Por lo tanto, desde la perspectiva de la composición, si se hace un encuadre central de una montaña con un gran angular, ocupará suficiente espacio dentro del mismo como para considerarla un punto focal, mientras que una cabaña detrás de un lago se perdería en la composición. Además, la distorsión del lente tiene sus desventajas en fotografía nocturna, ya que puede distorsionar la forma de las estrellas. Esto último se nota especialmente hacia los bordes del encuadre.

 

La perspectiva de un gran angular muy abierto se puede aprovechar para crear puntos de fuga y ser creativo con la relación de tamaño entre suelo, fondo y cielo. 

 

A pesar de los problemas de distorsión que supone el uso de objetivos gran angulares, siempre llevo alguno conmigo ya que satisfacen una necesidad compositiva. Actualmente mi favorito es el Sony 12-24mm f/4 G, un lente versátil y nítido. Cuando lo usas a 12mm, permite hacer composiciones únicas usando frentes muy pequeños en la imagen, puedo explotar mi creatividad en maneras que serían inalcanzables con mayor distancia focal. También uso el Sony 16-35mm f/2.8 G Master para los momentos en que no necesitaría la distancia focal súper abierta de los 12mm. El GM 16-35mm me brinda una apertura de diafragma más abierta y un mayor rango de distancia focal para crear imágenes de aspectos variados. 

 

Otra consideración a tomar en cuenta a la hora de hacer fotografía nocturna es cómo la distancia focal se relaciona con el tamaño de la Vía Láctea. En lo personal, me gusta más un lente cerrado porque la Vía Láctea ocuparía más espacio dentro del encuadre que si se hiciera con gran angular. 

Que entre la luz

 

Una vez resuelta la composición, la siguiente consideración importante a tomar en cuenta para hacer astrofotografía es la luz. La luz ambiental (brillo de luna, contaminación lumínica o iluminación creativa), así como la sensibilidad a la luz de la cámara y el lente, juegan un importante rol en la consecución de imágenes contundentes. 

 

El cielo durante la luna nueva puede ser muy oscuro. En noches con baja iluminación ambiental, querremos usar el lente más luminoso que tengamos en nuestro arsenal. 

 

Hace poco tuve la oportunidad de probar el nuevo Sony G Master 24mm f/1.4. Es un monstruo en circunstancias de poca luz. Hice mi primera toma al atardecer. Este lente tiene una sensibilidad muy especial para captar la luz de estos pocos minutos en que el día se convierte en noche.  

Sony α7R III. Lente Sony G Master 24mm f/1.4  

 

Cuando el atardecer dio paso a la noche, pude capturar detalles increíbles de la Vía Láctea, con velocidades de obturación increíblemente rápidas. La velocidad de obturación y la apertura de diafragma trabajan mano a mano. A menor velocidad de obturación, mayor cantidad de luz entrará a la cámara. Pero hay que tener cuidado con las velocidades de obturación lentas ya que pueden aparecer estelas de estrellas, y en lugar de aparecer como puntos luminosos, las estrellas lucirán como pequeñas rayas. 

 

Sony α7R III. Lente Sony G Master 24mm f/1.4

 

Acoplé el GM 24mm a mi Sony α7R III para hacer un timelapse en un arco que está en Alabama Hills. El 24mm tiene la distancia focal ideal para la composición, y me encanta cómo la Vía Láctea llenó el cielo. Hice cada toma con un ISO de 3200, una exposición de 13 segundos y una apertura de f/2.8 para tener profundidad de campo y que tanto el arco como las estrellas estuvieran en foco. En una foto fija, una velocidad de 13 segundos a una distancia focal de 24mm  produciría estelas de estrellas, pero yo quería que entrara tanta luz como fuera posible a la cámara, y como en un timelapse habrá movimiento en las estrellas, el rastro estelar no molesta. 

Nitidez del lente y la coma

 

Miro obsesivamente la nitidez y los píxeles. Al editar imágenes, quiero que las estrellas se vean redondas y nítidas. Un buen lente para astrofotografía es aquel que capte las estrellas con la menor cantidad de coma. La aberración de coma (que no debe confundirse con la aberración cromática) es causada por pequeños defectos o características de diseño en la superficie del vidrio que hace que las estrellas queden distorsionadas, como si tuvieran una pequeña cola. Esto es típicamente una de las características de los objetivos gran angulares. Un poquito de coma puede no notarse si las fotografías se comparten online, pero si quisieras imprimirlas con un tamaño mayor a los 180 centímetros de ancho, cada imperfección será visible.

 

Al usarlo en su máxima apertura (f/1.4), vi muy pocas o ninguna coma con el Sony GM 24mm f/1.4. Y a medida que cerré hasta f/2.5, no encontré comas. La siguiente imagen la hice a  f/1.4, ISO 6400 y por 3,2 segundos. Si examinas detenidamente la imagen, notarás que las estrellas se ven redondas y definidas. Nunca antes había visto este nivel de nitidez en un lente tan luminoso.

Sony α7R III. Lente Sony G Master 24mm f/1.4 

 

Entonces, ¿cuál sería el mejor lente para astrofotografía? Les daré la misma respuesta insatisfactoria que me daba mi profesor de psicología: “Eso depende”. Habrá que sopesar la composición deseada con la luz ambiental y la nitidez del lente. Para astrofotografía, los lentes que uso son: Sony G Master 16-35mm f/2.8, Sony G 12-24mm f/4, t Zeiss Batis 18mm f/2.8, y ahora, el monstruo de la baja iluminación, el Sony G Master 24mm f/1.4. 

 

En enero, me embarqué en el reto personal #100NightsUnderTheStars (100 noches bajo las estrellas). Si quieres ver cómo puse a prueba mi equipo (¡y mi resistencia!) o chatear conmigo sobre selección de lentes, sígueme a lo largo de mis aventuras en Instagram @rachel_jones_ross

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?