SONY
Notas El nuevo FE 135 mm f/1.8 GM es ideal para retratos, bodas y deportes

El nuevo FE 135 mm f/1.8 GM es ideal para retratos, bodas y deportes

Por Patrick Murphy Racey, 15 de mayo, 2019
El nuevo FE 135 mm f/1.8 GM es ideal para retratos, bodas y deportes

Creo que los lentes son como las personas. Cada uno tiene su propio carácter, ligeramente distinto al del resto. Es divertido fotografiar con algunos, otros son más serios y hay unos que son realmente intensos y tercos. Todos son útiles en tareas precisas y específicas, y para conseguir estilos diferentes.

 

Cuando se combina una apertura de diafragma muy abierta con óptica prime, el resultado es una fábrica de placeres visuales.

Comparte por TWITTER

 

Hace tiempo que los lentes de 135mm de distancia focal están entre mis favoritos. He estado esperando un lente rápido de 135mm para mi Sony sin espejo, y cada vez que tuve la oportunidad de hablar con alguno de los ingenieros de Sony, les expresé lo útil que me resultaba este tipo de lentes en mi trabajo. Obviamente es un lente perfecto para bodas y retratos, pero también lo es para fotografía deportiva, en especial cuando necesito una distancia focal media. Aunque los 135mm entran dentro del rango de un zoom 70-200mm, no es lo mismo si puedes abrirlo hasta f/1.8. Un lente prime logra una imagen muy diferente a la de un zoom puesto a 135mm.

 

Así que, apenas me llamaron hace unas semanas de las oficinas de Sony para decirme que estaban por anunciar el lanzamiento de un nuevo lente G  Master 135mm f/1.8 y como quería probarlo, salté de la emoción. Desde que supe que se trata de un G Master con el mismo sistema motorizado lateral de autoenfoque que los Sony G Master 400mm f/2.8, 24mm f/1.4 y 100-400mm f/4.5-5.6, empecé a vislumbrar su enorme potencial. La combinación de la luminosidad de una apertura f/1.8 con la rapidez de un motor lateral AF podría resultar, el teleobjetivo con el autoenfoque más rápido del mundo.

 

135mm f/1.8 G Master para Retratos y Bodas

 

Cuando se hacen retratos, la tarea consiste siempre en asegurarse de que el sujeto a fotografiar sea la parte esencial del encuadre. El rango de los lentes clásicos para retratos siempre ha estado en los 75-100mm, pero prefiero el aspecto que da el 135mm, sobre todo cuando el fondo está muy cargado o es muy complejo. Hay muchos fotógrafos que se ganan la vida tomando retratos para graduaciones de bachillerato y universidades. Deberían considerar este nuevo G Master 135mm f/1.8 para ello. Por ejemplo, al fotografiar al aire libre, una vieja cerca oxidada que está en el fondo puede convertirse en un bello fondo acuarela de tono terroso. Otra ventaja muy clara es que, al usar iluminación externa, uno puede emplazarse lejos del sujeto mientras que la fuente de iluminación se puede poner más cerca del mismo, lo cual da a los retratos una luz grandiosa.

Esta foto muestra el set que utilizé y enseña la distancia que pude ubicar las luces y el rebotador del sujeto. Al usar teleobjetivos largos puedo ubicar las luces en el lugar indicado y lograr el brillo que quiero en mis modelos. Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8
Este no es el foco mínimo que obtienes con el FE135mm GM. Puedes acercarte mucho más que esto y aún tener foco no sólo en el centro sino en las esquinas. Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8

Para esta imagen pude usar mis flashes estroboscópicos y lograr disparar a f/1.8 mediante sincronización a alta velocidad. Creo que no tiene sentido usar un lente como el G Master 135mm a f/5.6 o f/8 a menos que por alguna razón en particular se quiera tener profundidad de campo. Opino que, para probar la nitidez y calidad general de un lente como este, lo mejor es fotografiar al aire libre. El día que pautamos para esta sesión de retratos estaba lloviendo, así que lo hicimos en interiores. Aquí les dejo algunas de mis fotos favoritas de ese día.

Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8
Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8

Cuando se fotografía una boda, las habitaciones pequeñas, los pasillos cortos por los que suelen caminar el novio y la novia y los lugares con techo bajo y poca luz constituyen un reto. Estos son los retos que dificultan registrar una ceremonia de bodas. Cuando cambias a un lente prime rápido como este 135mm f/1.8, es posible superar estos retos. A su máxima apertura, manteniendo un ISO bajo que permita evitar el ruido es posible dejar el fondo fuera de foco, incluso cuando los sujetos estén situados a pocos centímetros de la pared de la iglesia. Además, este lente es más liviano que la mayoría de los zooms, lo cual hace más fácil cargar con dos cuerpos en pautas muy largas.

 

Siempre ha habido y habrá controversias entre los fotógrafos que prefieren la rapidez y facilidad de un zoom frente al uso de dos o tres lentes prime. Yo siempre he preferido los lentes prime. Los más rápidos ofrecen mejor bokeh y pueden simplificar hasta el más complejo de los fondos. Cuando un fotógrafo arma su arsenal de lentes, suele empezar por los zooms y añade lentes prime a medida que va definiendo su estilo y determinando los beneficios de cada lente en específico. El nuevo G Master 135mm f/1.8 será bienvenido por muchos fotógrafos que, como yo, preferimos los lentes prime siempre que sea posible. Este lente completa la línea prime y proporciona a los fotógrafos de retratos otro instrumentopara crear placeres visuales por delante del G Master 85mm f/1.8.

G Master 135mm f/1.8 G Master en deportes…¡Así es, deportes!

 

Hay otra razón menos obvia por la cual estaba muy emocionado con la llegada del nuevo 135mm. Además de los retratos y las fotografías de bodas, había estado usando lentes prime 135mm para deportes durante años y estaba particularmente interesado en ver el desempeño de este G Master en vivo. Alerta de spoiler: ¡Es excelente! He aquí el por qué…

 

Cuando te  sientas en la zona donde convergen la línea de tres puntos y la línea de fondo en una cancha de baloncesto, te encuentras en la zona de los 135mm. Aunque estás bastante lejos de la canasta, puedes tener una buena perspectiva de los brazos y de parte del cuerpo de los jugadores que están bajo el aro o cerca de él.. Me encanta mucho fotografiar a los bases entrando desde medio campo con un 135. Es un teleobjetivo suficiente para desenfocar el fondo a esa distancia y da un aspecto mucho más nítido que un zoom más lento. El nuevo Sony G Master 135mm f/1.8, al tener 1.3 más de apertura que un f/2.8, proporciona resultados muy satisfactorios. Mucha gente no se percata de cómo el estilo de la imagen puede ser afectado por una apertura más abierta. Es impactante cuando se comparan los resultados. Cuando se combina una apertura de diafragma muy abierta con óptica prime, obtienes un instrumento para crear placeres visuales.

Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8

Cuando se trabaja en deportes, a menudo hay que lidiar con fondos muy complicados como fanáticos en las gradas con vestimentas multicolores, el cercado de alambre del campo de juego, enormes tiendas blancas al lado de la pista o en áreas cercanas a la meta, ambulancias mal estacionadas cerca de la cancha, vallas publicitarias y marcadores luminosos que tienen más brillo que la iluminación del campo. Los fotógrafos de deportes no siempre tenemos la oportunidad de emplazarnos o arrodillarnos en la mejor posición para obtener un fondo limpio, así que debemos trabajar con lo que tenemos y lograr las mejores imágenes posibles. El G Master 135 f/1.8 me da ventaja sobre otros fotógrafos que tratan de hacer las mismas tomas, ya que, aunque estemos fotografiando desde una posición no idónea, mis imágenes se verán mejor que las de otros fotógrafos que estén a mi lado con un lente más lento, pues tendrán fondos más distractores. Un teleobjetivo más rápido simplifica los fondos y mantiene el foco en el atleta.

 

Gracias a que tuve el lente en mis manos por un buen tiempo, pude hacer varios trabajos con el G Master 135 f/1.8 y puedo decir que… ¡Es sorprendente! Rápido, preciso y nítido, y bastante compacto para tener f/1.8. Es más de lo que esperarías de cualquier lente etiquetado con el emblema G Master. Cuando digo que es rápido no me refiero solamente a su máxima apertura, sino también al mismo sistema motorizado lateral de autoenfoque que traen los Sony G Master 400mm f/2.8, GM 24mm f/1.4 y el GM 100-400mm f/4.5-5.6. Desde que lo acoplé a mi cámara y presioné el botón de AF tuve clarísimo que no se trataba del típico motor de autoenfoque helicoide. El lente agarró foco instantáneamente y lo mantuvo. La distancia más corta entre dos puntos es una línea recta, y el mismo principio aplica para los motores de autoenfoque.

 

Aunque el lente puede utilizarse en cualquier cuerpo Sony sin espejo ni soporte adicional, me gusta cómo se siente en mis manos en la α9 o la α7R III con una empuñadura para baterías acoplada. Creo que otros fotógrafos deportivos pensarían lo mismo.

 

El primer partido que fotografié con el G Master 135mm f/1.8 lo hice con una α7R III como cámara única con la intención de cubrir la cancha en su totalidad. No estaba seguro si el lente sería capaz de dejar fuera de foco el fondo cuando los jugadores estuvieran cerca de la canasta del lado opuesto de la cancha. ¡Me sorprendió lo bien que lo hizo! Era impensable que lo hiciera, pero lo hizo.

Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8
Detalle de la foto anterior. Sony α7R III. Lente Sony G master 135mm f/1.8 

Resalto otros detalles sobre el lente, como su versatilidad y el hecho de que Sony siempre tiene en consideración la usabilidad para muchos fotógrafos. El GM 135mm tiene, además, un botón para desactivar el click en el aro de apertura de diafragma, algo que hará muy felices a los realizadores de video. Para foto fija, Sony añadió no uno sino dos botones para fijar el enfoque, de modo que si sujetas la cámara ya sea vertical u horizontalmente siempre puedes acceder a un botón con el pulgar izquierdo. Por cierto, yo siempre reasigno estos botones a la función AF-Ojos, pero es bueno saber que se puede reasignar a diversas funciones a gusto de cada quien.

 

He aquí algunas otras fotos de otros partidos que hice con el nuevo G Master 135mm f/1.8 mientras lo tuve:

Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8
Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8
Sony α7R III. Lente Sony G Master 135mm f/1.8

Los deportes en que usaría este lente de forma regular serían baloncesto, voleibol, atletismo (donde uno pueda ponerse bastante cerca de los atletas), tenis, béisbol (para fotografiar jugadas en primera base desde el montículo), carreras de autos y bicicletas, ciclismo de montaña, motocross, boxeo y karate (para lograr tomas cerradas) y lucha libre (cuyos encuentros suelen ser nocturnos).

 

Gracias a la súper rápida apertura de f/1.8, el G Master 135mm permite aún mayor exactitud que cualquier 70-200mm en términos de autoenfoque para deportes, sobre todo en baloncesto en especial, para captar brazos alzados y acciones rápidas. En manos de un fotógrafo con mucha experiencia, es posible captar mayor precisión en los detalles con el lente prime 135mm, por ejemplo si se trata de escoger un jugador en particular en el campo de juego. El autoenfoque de este nuevo G Master 135mm responde muy rápido a las acciones deportivas. Varias veces sentí que el lente enfocaba más veloz que mi ojo. Al igual que el Sony G Master 400mm, al acoplar el Nuevo GM 135 a una α9, se obtiene un lente súper rápido y preciso listo para cualquier cosa. Sony conectó otro grandioso jonrón con este lente. Si bien es cierto que no todo fotógrafo lo comprará, a quienes nos gusta la fotografía de acción y hacer bellos retratos en cualquier localidad saldremos corriendo a adquirirlo. Este será un lente obligatorio para fotógrafos de deportes, retratos y bodas.  

 

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?