SONY
Notas Errores comunes a evitar cuando eres un fotógrafo principiante y cómo corregirlos

Errores comunes a evitar cuando eres un fotógrafo principiante y cómo corregirlos

Por Claudia Rodríguez, 25 de septiembre, 2017
Errores comunes a evitar cuando eres un fotógrafo principiante y cómo corregirlos

 

Tengo más de 18 años en el oficio de la fotografía y sigo pensando que cada día tengo algo nuevo que aprender, aunque sin duda he recorrido un largo camino desde que me inicié.

 

Al principio me enojaba si una foto me salía sobreexpuesta, movida o desenfocada, los típicos errores de principiante que todos hemos cometido y que de una u otra manera podemos evitar fácilmente si los tenemos en cuenta y corregimos. Por algo se dice que “nadie nace aprendido”.

 

Para aprender a correr hay que aprender a caminar, y para aprender a caminar hay que aprender a gatear. Todas las artes tienen su propio lenguaje rico y diverso que nos ayudan a expresar nuestras ideas. Sea en el arte que sea, tenemos que aprender a usar su propio vocabulario para poder comunicar lo que queremos. En la fotografía, la materia prima es la luz y las “reglas de ortografía” son el manejo de la exposición, iluminación y composición. Al hacer buen uso de esas reglas aprendemos a “escribir con luz”.

 

Los primeros pasos en la fotografía pueden ser toda una aventura, llena de retos y de obstáculos, quizás frustrante cuando cometemos errores, pero al mismo tiempo muy gratificante cuando dejamos de cometerlos y logramos lo que queremos. No todos nos hemos topado con los mismos errores, pero si hay algunos muy comunes que podemos evitar y que es natural que sin querer, los cometamos al no tener experiencia.  Si eres un principiante en la fotografía y quieres aprender cuáles son los errores más comunes y cómo corregirlos, esta nota es para ti.

 

ILCE – 6500.

 

Pensar que la cámara es más inteligente que tú

 

La cámara es el vehículo para que te expreses. Puedes tener la cámara más sofisticada del mercado, pero si no la aprendes bien a usar, no conseguirás las fotos que quieres. Decía un buen amigo, que “no es la flecha, es el indio”, al referirse al hecho de que una buena imagen no va a depender enteramente del equipo que tengas. Una carrera de carros no la va a ganar el modelo más viejo por más deseos de ganar que un corredor de carros tenga, pero en el caso de la fotografía, no se trata del último modelo, pues no es una competencia.

 

Hacer buenas fotos dependerá de ti, enteramente, no de la cámara que tengas. Sin duda que al tener un equipo de última generación como las Sony Mirrorless tendrás muchas ventajas pero sólo podrás aprovecharlas si dominas las técnicas fotográficas y tienes buen ojo. Es importante que aprendas la manera de controlar la exposición y manejar la luz para poder usar el modo manual, que es lo recomendable para poder lograr las fotos que quieres. La fotografía de larga exposición por lo general requiere de un aprendizaje previo para sacarle el mejor provecho a tus imágenes. Te invitamos a que te pasees por nuestros artículos de técnicas y consejos para aprendas sobre el fascinante mundo de la fotografía.

 

 

Subexposición o sobreexposición

Exposición Sobre /Normal /Sub.

Uno de los errores más comunes cuando empezamos a hacer fotos es no medir bien la luz a la hora de exponer. Es cierto que el momento debe aprovecharse para no perderlo, pero si no cuidas la exposición puedes perder la magia que te daría una imagen bien expuesta por no cuidar ese detalle. Si bien al principio cuando comienzas a hacer fotos en modo manual puede ser tedioso medir la luz antes de cada foto, es lo único que te garantizará una buena fotografía. Podrías intentar hacer fotografías con el modo de prioridad de apertura o prioridad de velocidad antes de lanzarte a hacer todas las fotos en modo manual. Al principio te costará, pero a la larga, se volverá algo rutinario y la técnica la harás sin mucho pensar, estarás midiendo la luz previamente y disfrutarás de cada foto como si la estuvieras haciendo realmente en automático. La ventaja de la fotografía digital es que te permite visualizar la foto una vez la hayas realizado.

 

Al principio, es aconsejable que lo hagas con las primeras fotos por lo menos para verificar que la foto no está ni subexpuesta ni sobreexpuesta. Si hay algún error de exposición, corrígelo, y sigue haciendo fotos. Sobre todo si estás haciendo fotos al aire libre donde la luz es variable. Una recomendación a la hora de hacer fotos secuencias con las mismas condiciones de luz es hacer la medición en las primeras tomas y luego, sigas haciendo las fotos verificando sólo de vez en cuando, para no romper con la inspiración y con el flujo de trabajo una vez que comenzaste la sesión.

 

El formato sí importa

 

Es común ver que mucha gente no le pone cuidado a hacer sus fotos en alta resolución cuando empieza a hacer fotos, con la falsa creencia de que puede mejorarlas después en Photoshop o para que quepan más fotos en la tarjeta.  Por un lado, vale la pena invertir un poco más en una tarjeta de mayor resolución para evitar este error, pues una imagen nunca podrá ser mejorada si está en baja resolución originalmente, en cambio si la haces en RAW, no sólo la puedes reducir de tamaño, sino que puedes captar todo el rango dinámico de sus tonalidades, brillos, contrastes y colores. Quizás son muy pesadas si no eres fotógrafo profesional y puede que te ocupe mucho espacio en disco, pero bien vale la pena invertir un poco más en memoria que perder una imagen por baja resolución.

Sony 128GB SF-G Series UHS-II SDXC.

Evita el desenfoque

 

Este es un error muy común y quizás uno de los más graves que todo fotógrafo comete al principio. Puede que ocurra por varios motivos, o porque hay poca iluminación y te cuesta enfocar, o porque el motivo o sujeto está en movimiento y tienes una apertura muy abierta del diafragma. Si quieres captar bien el foco, es aconsejable que te asegures de hacer el foco manualmente, si tienes zoom, acercando el lente hasta el punto de mayor aproximación que te permita, y luego alejándolo y haciendo la toma. Si el problema es de iluminación en ese caso, debes apelar al uso de la distancia hiperfocal, y calcular aproximadamente el foco de acuerdo a la distancia focal de tu objetivo.

 

Eso es útil en situaciones de fotografía nocturna. Por otro lado, verifica que tienes la fórmula adecuada en el visor de tu cámara y corrijas la dioptría de acuerdo a tu visión. El tema del foco con aperturas de diafragmas muy abiertas, es generalmente muy crítico. Si estás haciendo un retrato, céntrate en la mirada y asegúrate de tenerla bien enfocada.

 

Hacer pocas fotos y perder el momento preciso

 

Por lo general el que está comenzando a hacer fotos tiene la costumbre de hacer una sola foto, quizás por timidez o inexperiencia. En estos tiempos digitales, hacer solo una foto no es justificable; prueba hacer siempre varias tomas hasta conseguir la foto deseada y así tienes más chance de no cometer errores, al poder corregirlos. Es preferible pecar de exceso que haber perdido la oportunidad de hacer la foto perfecta en el momento preciso por falta de tomas.

 

Imágenes movidas

 

Las fotos movidas sin intención son un error clásico de quienes comienzan a hacer fotos en movimiento pero usan bajas velocidades de obturación (por debajo de 1/60 de segundos, por ejemplo, en fotos de personas corriendo o saltando o de carros a alta velocidad o en fotos donde se espera que se congele la acción). Para evitarlo debes utilizar velocidades más rápidas de obturación, por encima de 1/250 preferiblemente, y para compensar la luminosidad o abres la apertura del diafragma de tu objetivo para que entre más luz o subes el ISO (a 400, 800 o 1600 ISO) para poder hacerlo sin subexponer la toma.

 

 

Atención a los encuadres y la composición

 

Al no tener un punto de interés definido, es posible que se omitan reglas de composición básica o se terminen haciendo malos encuadres. Cortar demasiado las cabezas, no dejar espacio alrededor de los sujetos en planos enteros o dejar demasiado aire y encuadrar a las personas cortándoles los pies, son fallas graves de composición que se deben corregir cuanto antes para evitar que las fotos luzcan amateur. Es bueno siempre tener en cuenta la regla de los tercios en la composición, ya que ayuda mucho a la hora de componer un retrato, paisaje o incluso fotos en macro fotografía. Claro que las reglas se hicieron para romperse, no estoy diciendo que es la única manera de componer. Pero si estás comenzando, es muy útil. Es válido que recuerdes algunos sencillos consejos para hacer una buena composición.

 

Uso indebido del contraluz

 

Este es un típico error donde se confía en la medición del exposímetro de la cámara cuando en situaciones de contraluz se quiere hacer un retrato y en su lugar sale oscuro. Naturalmente, la cámara indicará que hay mucha luz, pues el fotómetro siempre medirá las altas luces y buscará que cierres el diafragma para exponer bien el cielo o la fuente luminosa, por lo tanto el retrato te saldrá subexpuesto. Para evitar este tipo de error es importante que busques iluminar con flash para compensar el contraste entre ambas zonas. Aunque el contraluz es perfecto para hacer siluetas y podrías utilizarlas a tu favor haciendo este tipo de efectos.

 

Descuidar el fondo del motivo

 

Generalmente cuando nos emocionamos y empezamos a hacer fotos, nos concentramos tanto en el motivo principal que a veces podemos olvidarnos del fondo. Suele pasar mucho en fotógrafos amateur que no toman en cuenta lo que está detrás del sujeto, en especial en eventos sociales. El fondo es muy importante, tanto como el sujeto o motivo principal pues si bien no es primario, puede distraer la atención y arruinar una buena toma. Una manera de evitar este error es buscando abrir bastante la apertura del diafragma para generar un efecto de poca profundidad de campo y que lo que esté al fondo del primer plano, salga desenfocado y con efecto bokeh.

 

Busca un buen angulo pa disparar tu flash. Luz apuntada desde arriba hacia abajo.

Un destello en el lugar equivocado

 

Un destello de un flash frente a un espejo es un error que al menos una vez en la vida habremos cometido. La luz viaja en dirección recta, por lo que el destello del flash se verá reflejado en la foto si lo disparas directamente sobre el espejo. Para evitarlo, debes procurar ubicar los flashes de lado y nunca de frente, al hacer la toma. Si el retrato es de una persona, siempre podrías en último caso, agacharte para que la persona tape el destello. De todos modos, nunca se debe disparar un flash de frente a un espejo.

 

Asuntos técnicos que puedes prever

 

Por último, descargar las tarjetas de memoria antes de cada sesión es algo que debes hacer rutinariamente. Sería terrible que vayas a hacer unas fotos y por falta de espacio te quedes a mitad de camino. Igualmente no olvides de cargar las baterías de la cámara con anticipación. Algo muy útil es hacer una lista de tu equipo o inventario antes de salir de tu casa para cada sesión y cuando hayas terminado, revisar que tienes todos los equipos en orden. Esto puede ayudarte a evitar extraviarlos. En caso que vayas a hacer una sesión muy importante, no olvides llevar un cuerpo extra de cámara, en caso de emergencia. El peor error es no poder hacer la foto por falta de equipo. Un consejo que siempre les doy a los fotógrafos principiantes es el uso de filtros uv para sus objetivos por protección.

 

Es mucho más económico perder un filtro por un golpe, tropiezo o si se raya, que un objetivo, siempre puedes reemplazar el filtro, pero te costará mucho más reemplazar un lente. Por supuesto, no dejes de guardar los lentes con sus respectivas tapas para protegerlos.

 

  

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?