SONY
Notas “The Ghosts Above”, la película sobre el misterio que el Everest alberga desde 1924

“The Ghosts Above”, la película sobre el misterio que el Everest alberga desde 1924

Por Sony, 28 de diciembre, 2021
“The Ghosts Above”, la película sobre el misterio que el Everest alberga desde 1924

En junio de 1924, George Mallory y Andrew “Sandy” Irvine desaparecieron cerca de la cima del monte Everest. Nadie sabe si lo lograron. El cuerpo de Irvine nunca fue recuperado y se cree que tenía consigo una cámara y posiblemente evidencia fotográfica de que el equipo había llegado a la cima, convirtiéndose en los primeros humanos en hacerlo. En la película “The Ghost Above”, Renan Ozturk se une a una expedición para tratar de encontrar el cuerpo de Irvine y responder a la pregunta que ha estado en el aire durante casi 100 años: ¿quién fue el primero en llegar a la cima del Monte Everest?

 


“The Ghosts Above”, la película del cineasta y reportero de aventuras Renan Ozturk reunió en las laderas del Monte Everest a un equipo de escaladores.


 

Cualquier expedición a la montaña que los tibetanos llaman Chomolungma es una empresa que desafía no solo el cuerpo y el equipo, sino también las nociones preconcebidas. “The Ghosts Above”, dirigida por Ozturk junto con el Sony Artisan Taylor Rees y Jay MacMillan, inicia con la narración de Ozturk sobre impresionantes imágenes del Himalaya, “Nunca se me había ocurrido subir, pero aquí estoy, arrastrándome hasta el techo del mundo. Vine por un trabajo para National Geographic que no pude rechazar, para tratar de resolver uno de los mayores misterios de la exploración. Y después de 20 años escuchando historias del Himalaya, creyendo que sabía lo que era esta montaña… Esta escalada lo cambió todo”. Obviamente, es un viaje peligroso y desafiante, pero cuando hablamos con Ozturk, quedó claro que su deseo de crear la película y contar esta historia superaba cualquier riesgo a enfrentar.

 

Sony α7 III. Sony 16-35mm f/4. 1/3200-sec., f/8, ISO 640.

 

“Cuando estás ahí arriba, cada paso y cada respiración es doloroso”, explica Ozturk. “Pero por alguna razón, cuando miras por el visor, te lleva a ese mundo como fotógrafo o director de fotografía, y casi hace que tu cerebro apague algunos receptores del dolor cuando entras en modo creativo. La cámara fue como un escape, aunque tampoco es que se puede escapar demasiado. Fue un equilibrio entre usar la cámara como una distracción pero también saber cuándo tomar la decisión responsable de regresar, porque no vale la pena morir por ninguna historia”.

 

Cuando estás subiendo a la cima de cualquier montaña, sobre todo al Monte Everest, la cantidad de peso que cargas es fundamental. Alcanzar la cima del Everest requiere conservar cada gramo de energía posible, y eso hace que cada gramo de peso en tu mochila sea aún más significativo. Ozturk, un aventurero experimentado, lo sabe bien… y es una de las razones por las que eligió utilizar el sistema Sony.

 

 


“Estás contando gramos y reduciendo piezas del equipo”, explica Ozturk. “Es por eso que originalmente me atrajo Sony. Son las cámaras full frame más ligeras del mundo, y por eso las escogimos”.


 

“El mayor desafío para hacer la película”, dice Ozturk, “fue el hecho de que el Everest esté tan cargado de nociones preconcebidas… y hay algo de cierto en todas ellas. Entonces, ¿Cómo se hace justicia al pasado, presente y futuro de tal montaña?”.

 

Como Ozturk menciona en la narración inicial de la película, esta fue la escalada que cambió todo para él. Estaba preocupado por el juicio que enfrentan los escaladores occidentales por usar sherpas en sus peligrosas aventuras de escalada, así como por la reputación de los escaladores que dejan basura en la amada montaña, pero este no era su caso.

 

 

“Cada año parece que sucede algo que cambia la forma de pensar de la gente sobre el Everest. Ese año, a los ojos del público en general, el problema de la basura y la multitud subiendo al Everest fueron implacables, y hubo una foto en particular que se publicó y se difundió por todo el mundo. Yo creí estar influenciado por esas ideas, pero después de experimentar la montaña de verdad, el guión cambió por completo mí. Cambió todo. Aprendí cómo los escaladores que llegan al Everest han abierto oportunidades para la gente de allí, y son vistos como héroes. Eliminó todos los estereotipos y cambió por completo mi visión de la montaña”.

 

Borrar estereotipos y nociones preconcebidas es exactamente la razón por la que una buena narración es tan importante para Ozturk. A veces, las cosas se han visto de cierta manera durante tanto tiempo que generan prejuicios en la gente, y por eso sintió la necesidad de profundizar para contar íntegramente la historia del  misterio de explorar el Monte Everest.

 

A continuación, conoce las cámaras y lentes Sony que Ozturk y su equipo utilizaron para la realización de esta película, junto a algunas de las impresionantes fotografías que ha tomado en sus viajes con este equipo.

 

 

Cámaras

Sony α7R IV: estoy enamorado de esta cámara para todo, desde imágenes fijas de alta gama con el rango dinámico más alto hasta video y timelapse. No puedo creer todo lo que hace esta bestia liviana full frame. Esta cámara es ahora la piedra angular de todo lo que capturo.

 

Sony α7R IV. Sony 600 mm f / 4 G Master. 1/800 seg., F / 4, ISO 500. Oso polar al atardecer en el hielo de Svalbard, en el extremo norte de Noruega. Me encantó fotografiar con la α7R IV en este viaje debido a la increíble resolución y seguimiento del enfoque automático. No queríamos molestar a los osos, por lo que a menudo disparamos desde largas distancias, lo que hace que la resolución agregada sea clave para la capacidad de recortar y aún tener una imagen que pueda resistir la prueba del tiempo.

 

Sony α7 III: me encanta esta cámara como cámara secundaria y por su incomparable rendimiento con poca luz. La uso mucho para fotografías nocturnas y timelapses en las que tomo muchos fotogramas y no necesito la resolución extra de la α7R IV.

 

Sony α7 III. Tomada en el paisaje de otro mundo de las torres Fischer en las afueras de Moab, Utah.

 

 

Lentes

El 24-70 mm f / 2.8 G Master es el objetivo definitivo para todo. Un zoom rápido y nítido, listo para capturar cualquier momento inesperado como este en una cosecha de miel en Nepal para National Geographic.

 

Sony α7S II. Sony 24-70 mm f/2.8 G Master. 1/640 seg., f/6,3, ISO 3200.

 

Sony 24-105 mm f / 4 G: Este es mi caballo de batalla, especialmente para fotografías aéreas como esta toma de Monument Valley. Poder tener un lente tan pequeño que tenga este rango es realmente importante cuando a veces simplemente no puedes cambiar lentes en situaciones de movimiento rápido. 

 

Sony α7R II. Sony 24-105 mm f/4 G.1 / 800 segundos, f/7.1, ISO 640.

 

Sony 16-35 mm f / 4: El 16-35 mm f / 4 ha sido una opción para mí para la escalada y el paisaje, ya que es tan amplio y rápido … ¡y aún así, súper nítido! Esta foto fue tomada con este lente, una escena en la zona de muerte en el Everest.

 

Sony 70-200mm f / 2.8 G Master o Sony 100-400mm f / 4.5-5.6 G Master: normalmente tengo un 70-200 2.8 o un 100-400mm también en mi kit estándar para poder crear capas de paisaje más comprimidas (como este fiordo glacial ártico con niebla) y escenas de vida salvaje con un lente que no necesita un trípode y con el que puedo moverme rápidamente.

 

Sony α7R IV. Sony 100-400 mm f/4.5-5.6 G Master. 1/125 seg., f/6,3, ISO 160.

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?