SONY
Notas Uno, dos, tres… sonido, sonido

Uno, dos, tres… sonido, sonido

Por Tomás Tello, 9 de noviembre, 2021
Uno, dos, tres… sonido, sonido
Daivi Martínez en locación de rodaje, Colombia – Foto: Esteban Toro

 

¿Qué tan importante es el sonido para planear y desarrollar una pieza audiovisual? Hablamos con una dupla creativa que concibe sus proyectos como una danza entre el sonido y la imagen.

 

“Hay cosas que se deben disfrutar solo con los ojos”, le dijo un guía sudanés a Esteban Toro, fotógrafo de viajes con más de ocho años de experiencia, cuando intentó capturar los rituales de una tribu en Sudán del Sur tras seis meses en el desierto, como un ritual del paso a la adultez. Le advirtieron que no los fotografiara, pero recuerda que muy rápido los hombres aceptaron dejarse grabar en medio de sus cánticos, y aunque las imágenes fueron impresionantes, el sonido solo quedó registrado con el micrófono de su cámara. Pero “una muy buena imagen con un mal sonido, no es nada”, afirma Esteban.

 

Esteban Toro en locación de rodaje, Sudán del Sur – Foto: Lera Barkhatova

 

Precisamente por esto, este fotógrafo embajador de Sony para Latinoamérica que ha viajado a más de 47 países y ha trabajado en colaboración con medios como el New York Times, llevó ese registro ante Daivi Martínez: para que lo viera y, sobre todo, escuchara. Martínez es músico e ingeniero de sonido con casi siete años de trabajo con música en vivo, sonido directo y postproducción sonora para productos audiovisuales. Entonces, Martínez usó como base el sonido de los cánticos registrados en Sudán del Sur y comenzó a trabajar en una composición musical basada en ellos.

 

“Fue bonito ese proceso porque me estaba basando en algo originario de la locación donde se grabó el material. No era necesario hacer suposiciones de cómo creía yo que sonaba ese lugar y momento particular, sino que tenía el punto de partida para enriquecer la historia sonoramente”, explica Martínez quien, además, es la dupla creativa de Toro, con quien ha trabajado en varios proyectos audiovisuales, desde ‘Aperture: A World of Stories’ (una serie documental que a través de personajes e historias únicas capturadas en cinco países, discute temas como la técnica y la ética fotográfica) hasta ‘A Photograph Dies’, un documental sobre la obra del fotógrafo Jean-Paul Bourdier cuya obra es reconocida por mezclar el cuerpo humano junto con los entornos naturales.

 

 

https://estebantoro.com/aperture/

 

Fue justamente durante la realización de este documental que Toro comenzó a entender uno de los aspectos más interesantes de pensar un proyecto audiovisual: a partir del sonido se puede planear visualmente. “Toda la línea temporal surgió a raíz de lo que se iba a estructurar musical y sonoramente para componer la parte visual. Muchas veces nos sentamos, hicimos un repaso del material, planteamos  ideas y debatimos sobre cómo darle forma al proyecto.  Y a partir de esto, Daivi produjo una pista sobre la cual “danza” el montaje”, explica Toro.

 

Ambos coinciden en que la danza es una analogía perfecta para su forma de trabajar, porque se trata de una comunicación directa con el otro. “Para mí, crear se trata de un acto conjunto, algo que nos sobrepasa como individuos aislados. Sea en sonido o en otra circunstancia artística, cuando uno dialoga y debate, además de encontrar soluciones oportunas a posibles problemas, hace que el resultado final sea mucho mas contundente”, amplía Martínez.

 

De hecho, para este diseñador de sonido la narrativa tiene un principio básico sin importar el medio por el que se quiera contar: jugar con generar tensión y saber en qué momento liberarla. “Por eso la estructura de una canción puede ser la misma de un documental o una pieza visual”, afirma Martínez. Aunque esto es más fácil de entender con su trabajo, como ocurre el episodio 5 de ‘Aperture: A World of Stories’, donde juega con los silencios y las cuerdas al ritmo de la narración de Esteban, quien va develando a un personaje encantador.

 

 

“Yo tengo la costumbre de dejarme guiar por el material visual proporcionado por Esteban. Una vez seleccionado el segmento para musicalizar y escogidos los elementos sonoros, pongo a grabar y dejo que sea la imagen la que actúe sobre mi. Esto permite que haya cierta espontaneidad, pero también que se retroalimenten imagen y sonido sin que uno se imponga sobre el otro. No trato de imponer mi idea, sino que me dejo llevar por lo que veo. Así, uno llega a lugares que jamás pensó”.

 

“Cuando Daivi musicaliza uno de nuestros proyectos, va construyendo una especie de capas, como si fuera una lasagna. Cada elemento añadido le brinda mas cohesión a los anteriores y por supuesto, a lo que presentan las imágenes en el montaje.

 

Y eso es muy potente porque muchas veces la manera como suena una escena nace de una interpretación de momentos reales y espontáneos que ocurrieron mientras grabábamos”, aclara Toro.

 

 

Para la muestra está ‘A Photograph Dies’, que incluye una toma producto de un incidente en uno de sus momentos más emotivos, cuando Jean-Paul Bourdier tiene un accidente. “En ese momento pensé que esas imágenes no me iban a servir para nada, que era material perdido. Pero llega Daivi, coge esa imagen, y logra convertir un defecto audiovisual en todo lo contrario: una ventaja narrativa”, explica Toro.

 

Pero esta habilidad para rescatar algo que parece perdido en video no solo es producto de la experiencia de profesionales como Martínez. Para él tiene que ver con la manera como el departamento de sonido de cualquier proyecto audiovisual tiene que hablar sí o sí con el resto del equipo acerca de cualquier cosa que pase en el set o en la sala de edición. “Toca hablar con maquillaje, con vestuario, con el director de fotografía.Y cuando uno entiende el rol del otro, se puede asumir una posición más respetuosa y darle el verdadero valor al trabajo de todos”, cuenta.

 

“La gente tiende a creer que si uno pone una cámara en frente de algo, el sonido ya está. Pero la cantidad de detalle, trabajo, manipulación, corrección y edición de capas y capas que es necesario realizar para que algo suene creíble, es finalmente por lo que uno hace este trabajo: convencer, persuadir y envolver al espectador”.

 

Por eso, Esteban tiene una recomendación clara para que los proyectos audiovisuales resulten en trabajos profesionales y creíbles: “Hay que saber que estas producciones hay que hacerlas con alguien con quien uno tenga una confianza creativa y en quien uno pueda depositarla con los ojos cerrados”, explica. “En los últimos proyectos que hemos hecho con Daivi, yo le entrego el proyecto y confío en su trabajo. Normalmente no hay mucho proceso de reestructuración, porque hemos ido conociendo cuál es el gusto del otro para entender cómo y qué queremos lograr”.

 

Así, han podido llegar a una complicidad que les permite trabajar casi que “a ojo cerrado” porque, como apunta Martínez, “es popular la frase en nuestro medio: en el sonido, cuando las cosas se hacen bien, no se notan”. Pero como todos sabemos por la hermosa novela de Antoine de Saint-Exupéry: lo esencial es invisible a los ojos.

 

Esteban Toro y Daivi Martínez en locación de rodaje, Colombia – Foto: Lera Barkhatova

 

*La disponibilidad de los productos aquí mostrados varía entre localidades. Para más información de su existencia por favor ingresa al Website de Sony de tu país.

Equipos utilizados

Recibe las últimas noticias del mundo Alpha

Haciendo click en suscríbete ahora aceptas las Políticas de Privacidad de SONY LATIN AMERICA, INC.
¿Qué deseas encontrar?